Se aprueba la revocación de mandato por primera vez en México

- Por

El gobierno obradorista ha impulsado una de las promesas de campaña más controvertidas del presidente. Con una mayoría contundente en la cámara de diputados, la fracción de Morena aseguró que la creación de la revocación del mandato presidencial en México sea una realidad. Se trata de una figura legal para que los mexicanos voten si desean continuar siendo gobernados por un presidente, algo que jamás se permitió en sexenios del PRI y PAN.

López Obrador asegura que esta es una muestra clara de que no tiene intención alguna de reelegirse. Recordemos que la oposición últimamente se ha lanzado en contra del tabasqueño por suponer que está intentando una reelección en el 2024, cuando termine su sexenio. El presidente aseguró que presentará un documento el próximo lunes para garantizar su intención de no reelección.

Esta revocación de mandato se hará a través de una consulta ciudadana nacional, en donde se saldrá a votar en el 2021 para ver si López Obrador continúa en el puesto o no. Se trata de una decisión importante, ya que prácticamente ningún país del planeta realiza esta acción con sus mandatarios políticos invitando a que lo hagan. El presidente mexicano asegura que es la única forma de mantener la libertad y democracia en un país totalmente afectado por el abuso de poder y la corrupción.

Pero la oposición asegura que es básicamente una trampa, ya que las consultas ciudadanas siempre han sido organizadas por los militantes de Morena. El otro problema que encuentran los partidos PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano es que la revocación tendría como fecha exactamente el mismo día que las elecciones del 2021 (las famosas intermedias), en donde se eligirán nueva legislatura y varias gubernaturas clave en el país. Con esto, temen que Morena gene de nuevo en cascada, ahora con el presidente en la boleta electoral.

El tabasqueño llega a sus primeros tres meses de trabajo con una popularidad de más del 80%. Este favoritismo se debe en parte a su lucha contra la corrupción y sus primeros cambios a la ley como la eliminación de pensiones a expresidentes, el combate al huachicoleo, entre otras. Pero la revocación de mandato ha enfurecido a sus opositores ya que también habrá posibilidad de retirar de su cargo a gobernadores mediante voto popular (recordemos que es justo ahí en donde la oposición mantiene más poder).

Además se abre la puerta a que sean los ciudadanos quienes soliciten consultas populares en México. Esta práctica fue sellada por gobiernos anteriores y durante la llegada de López Obrador se realizaron solamente a petición del presidente. Pero ahora se podrá reunir el 1% del padrón electoral nacional para exigir una consulta que será tomada en cuenta si llega participar al menos el 34% de los votantes (nacionales o estatales, dependiendo del caso).