Pemex le compró un jet privado al empresario Massimo Covarrubias

- Por

La inexplicable compra de la empresa productora de fertilizantes Grupo Fertinal en poco más de 13 mil millones de pesos, realizada por Pemex en 2015, y comandada por el entonces director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, sigue arrojando cifras de un negocio que ha significado gastos inútiles para la paraestatal y que únicamente ha beneficiado a un grupo específico de empresarios, entre ellos resalta Fabio Massimo Covarrubias Piffer.

Bajo la dirección de Emilio Lozoya Austin, Pemex también pagó los desfalcos multimillonarios realizados por el empresario Fabio Massimo Covarrubias Piffer, que incluyeron la compra de un jet privado con un precio que rondaba los 14 millones de dólares.

La maniobra fue la siguiente: El 30 de junio de 2009, a nombre de Grupo Fertinal, Covarrubias compró un Gulfstream G150 nuevo con matrícula XA-ATZ por 13 millones 874 mil dólares. El empresario recibió la aeronave en enero de 2011.

El 5 de junio siguiente Grupo Fertinal cedió los derechos del avión a la empresa Aerotransportes Zodiac –que pertenecía a Covarrubias y despachaba en el Aeropuerto Internacional de Toluca– por 15 millones 550 mil dólares, a pagar durante los siguientes siete años.

Meses después, en enero de 2012, tres subsidiarias de Grupo Fertinal contrataron a Aerotransportes Zodiac para la prestación de servicios de taxi aéreo. Los contratos establecían que cada subsidiaria pagaría 65 mil dólares mensuales a la empresa por un “plan” de 10 horas de vuelo. Cada hora extra se facturaría en 8 mil dólares.

Bajo esos términos, Covarrubias cobró 195 mil dólares mensuales a Fertinal por utilizar un avión que este grupo había comprado originalmente y con este dinero él terminó quedándose con el Gulfsrtream.

Pemex compra deuda

Uno de los anexos al contrato de compraventa de acciones de Grupo Fertinal a Pemex Fertilizantes se refiere a las “operaciones con partes relacionadas”. Entre ellas figuran los tres contratos de “prestación de servicios de aerotaxi” celebrados entre Dinámica Industrial Balsas, Roca Fosfórica Mexicana II y Sadcom del Centro –subsidiarias de Grupo Fertinal– con Aerotransportes Zodiac.

Aerotransportes Zodiac pertenece a Covarrubias y no es subsidiaria de Grupo Fertinal. Por ello, Pemex no la adquirió cuando compró la empresa productora de fertilizantes; es decir, no compró el avión, pero sí los servicios que prestó.

Lo que sí compró la empresa productiva del Estado fue una firma que tenía deudas por 425 millones de dólares que se generaron, entre otros factores, a raíz de los desfalcos que operó Covarrubias.