Moreno Valle dejó una megadeuda oculta de 30,000 millones

- Por

Es una cifra que no se esperaban en el actual gobierno interino de Puebla. Después del accidente en donde murieron Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle, se creía que la pérdida del matrimonio más poderoso del panismo no dejaría más información suelta. Si bien aún no queda claro cómo es que cayó el helicóptero, tampoco se entiende cómo es que el estado debe 30,000 millones de pesos después de Valle como gobernador.

Las dudas continúan rodeando al matrimonio Moreno Valle aún después de su muerte. Ahora salen las críticas desde el gobierno interino que alerta la enorme deuda oculta que dejó el exgobernador conservador en la tierra del huachicoleo. No era un secreto que buena parte de las acciones de Moreno Valle cuando fue gobernador era el derroche de recursos y la opacidad de los contratos celebrados, pero no se sabía de una deuda tan alta.

En unos meses Puebla tendrá nuevamente elecciones estatales y quien sea el ganador habrá de heredar esta deuda panista que no estaba en los registros. Se trata de una acumulación de pequeñas deudas de créditos fiscales, obras inconclusas, pasivos laborales, entre otras actividades que datan del gobierno de Moreno Valle (2011-2017). Aunque también reconocen que un poco de esa deuda es de su sucesor, Gali Fayad.

Cuando terminó su mandato, Rafael Moreno Valle estuvo esperando rápido una senaduría plurinominal para seguir percibiendo un alto sueldo, pero también para ir detrás del fuero legislativo: algo que deseó después de acusaciones de corrupción y desvío de recursos en su gobiernos. Al salir, el panista declaró que Puebla quedaba con 5,000 millones de pesos en deuda, una cifra mucho menor de lo que actualmente se tiene registrado. Y es que esos 30,000 millones lo tendrán que pagar los poblanos.

Mucha de esta megadeuda también incluye pagos millones que se adeudan al fisco, además de expropiaciones que nunca fueron pagadas en los tiempos del morenovallismo. Este grupo mantenía el control total de la política poblana, pero después del accidente en donde el matrimonio conservador muriera ya no hay rastros de seguidores de Moreno Valle con fuerza en el estado. Esto quedó claro con la candidatura panista de Enrique Cárdenas, un independiente.

El gobierno interino en Puebla se ha dedicado a revisar a profundidad todo el papeleo que dejaron los gobiernos anteriores. Con poco tiempo de acciones, básicamente se han dedicado a ordenar toda la información para el ganador de la siguiente contienda. En Puebla, Morena arranca como el partido favorito, seguidos muy a lo lejos del PAN, quien controló al estado durante décadas y generó un descontento masivo.

Los datos del gobierno poblano apuntan a que los 30,000 millones en deuda pueden aumentar al revisar a fondo contratos pendientes. Esto deja una deuda heredada a los poblanos al menos hasta 2030.

Con información de SinEmbargo.