México utiliza plaguicidas prohibidos por sus riesgos a la salud y al ambiente

- Por

En México la falta de control en los plaguicidas se ha convertido en una amenaza para la salud de los pobladores. En el país se utilizan 140 plaguicidas o agroquímicos que ya se han prohibido en otros países. Cultivos de papa, algodón, maíz, limón, mandarina y chía, entre otros, son rociados con este tipo de sustancias, informó Sin Embargo.

Los plaguicidas están asociados con padecimientos de cáncer y problemas neurológicos. Hasta el momento no existen mecanismos para controlar su uso y advertir a la sociedad de los daños que pueden ocasionar. Debido a la falta de regulación se ha incrementado su uso en los últimos años.

Especialistas opinan que uno de los problemas es la falta de información de las autoridades respecto a normativas internacionales. Como el Convenio de Rotterdam o el de Estocolmo. Por ejemplo, en México las autoridades ni siquiera se han actualizado los catálogos de plaguicidas altamente peligrosos. Asimismo, los consumidores pueden acceder a estas sustancias sin ninguna regulación o vigilancia y las utilizan de manera indiscriminada.

Los riesgos no solo son de salud sino también ambientales. Víctor Villalobos, titular de la Sader, dijo a Sin Embargo que impulsará nuevas prácticas para retomar el uso de composta y fertilizantes orgánicos. De igual manera no se fomentará el uso de semillas transgénicas para cultivos que “van a la cadena alimenticia”.

En los cultivos transgénicos y agroindustriales son los que más ocupan plaguicidas. Villalobos informó que México es uno de los países en el que menos se ocupan estas sustancias pero información oficial contradice sus declaraciones. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) registró que en la agricultura mexicana se utilizaron en promedio 4.55 toneladas de plaguicidas por cada mil hectáreas entre 2009 y 2010.

Estas cifras han ido en aumento año con año, sin embargo la falta de monitoreo no permite saber cuáles son las cifras actualizadas y qué tipo de agroquímicos y en qué volumen han sido utilizados. Fue el 26 de diciembre de 2018 que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) expidió una recomendación para que se regule el uso de pesticidas ya que la falta de control viola derechos como la alimentación, el agua, un medioambiente sano y la salud.

183 sustancias son altamente peligrosas

Hasta el momento el gobierno de López Obrador se ha comprometido a acatar las medidas que garanticen el ejercicio de los convenios con la FAO y la Organización Mundial de la Salud. Esta prohibición deberá incluirse en el discurso del Plan Nacional de Desarrollo.

Al menos 111 de los plaguicidas usados están prohibidos en otras partes del mundo, 183 son considerados como altamente peligrosos. No solamente afectan el ambiente como la tierra, el agua y el aire, también a la salud humana y animal. Su uso en la agricultura es alarmante debido a que es un riesgo para los jornaleros y también genera afectaciones directas al suelo e indirectamente cuando consumimos esos alimentos.

Algunas de las sustancias más usadas y peligrosas son: el endusolfán, el paratión metílico, el metamidofós, el cloropirifós, la astrazina y el glisofato. Estas sustancias ponen a las comunidades en una situación de vulnerabilidad, especialmente a las comunidades rurales e indígenas. Además de que los mexicanos consumen productos que tienen estos químicos tales como las tortillas, específicamente las Maseca y algunas marcas de cerveza como la Corona y la Stella Artois, sin siquiera saber que están consumiendo sustancias nocivas en estos alimentos.

Con información de Sin Embargo.