Mexicanas crean el primer Museo del Perfume en el país

- Por

La Ciudad de México es comparable con París, Madrid o Bruselas cuando se trata de museos. La capital del país alberga más de 170 museos y los hay de todo tipo, desde aquellos que se encargan de preservar la diversidad cultural del país, hasta los que se encargan de temas menos comunes, como las corcholatas o los perfumes.

Y es justamente el mundo de las fragancias el que ahora celebra la próxima apertura de un recinto dedicado exclusivamente a los perfumes, se trata del el primer Museo del Perfume (Mupe) en México, que se ubicará en la casona ubicada en la calle Tacuba número 12, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

La antigua casona donde estará el Mupe perteneció a Carmen Romero Rubio, la segunda esposa del expresidente Porfirio Díaz, y tendrá una importante colección de fragancias creadas de 1850 a 1970.

“Será el primer museo en México de ese tipo. Se planea inaugurarlo el 18 de julio. La propuesta es mostrar la historia y la aportación que este país ha dado al mundo sobre el tema”, compartió a Crisanto Romero, director del lugar.

Aunque faltan poco más de tres meses para que el Mupe abra sus puertas, para que se conozca el espacio construido a finales del siglo XIX, brindar una experiencia olfativa y gustativa donde los visitantes puedan crear su propio perfume y así comprender la valiosa labor de los perfumistas, el Mupe ofrecerá los días 14, 16, 28 y 30 de marzo la experiencia “Expandiendo los sentidos”.

En “Expandiendo los sentidos” se escuchará un resumen sobre la historia y la importancia del perfume para la humanidad, la manera en que Francia logró colocarse como uno de lo países más impulsores de la industria y la importancia del desarrollo de la química durante la Revolución Industrial que permitió la creación de moléculas sintéticas para la fabricación de nuevos aromas.

La vida y sus olores

“Perfume” proviene de la unión de dos palabra en latín “per” y “fumare” cuyo significado es “producir humo”. Su origen se relaciona con ceremonias religiosas donde al quemar ciertas sustancias y maderas se producían aromas agradables que comenzaron a usarse en la vida cotidiana.

“El perfume es importante en nuestra vida, nos hace recordar momentos, ¿Quién no recuerda el aroma de un bebé, el aroma de casa, el de la comida de nuestra mamá e incluso el de la casa de los abuelitos? Todos los momentos de nuestra vida están marcados por el recuerdo a ciertos aromas”, señaló Crisanto Romero.

Serán expertos en el arte del perfume quienes se encarguen de la curaduría y museografía del Mupe que incluirá salas donde el público podrá conocer las principales materias primas naturales y artificiales para la creación de fragancias, el diseño de botellas, el funcionamiento del aparato respiratorio encargado del olfato, la fuerza de la memoria olfativa y cómo actúa en el subconsciente.

Alicia Valla, quien participará en la curaduría, enfatizó que el museo será didáctico para todo el público. “Explicaremos cómo funciona el olfato, incluso vamos a recomendar qué fragancia usar, tendremos salas que hablen del diseño de los artistas contemporáneos, de la historia del siglo XVIII y XIX, explicaremos que es un órgano, tendremos literatura del perfume y una sala destinada a las grandes divas del cine mexicano y sus fragancias favoritas”, detalló.

Lo expertos del Mupe reconocieron que la vainilla, el cacao y el nardo son las tres grandes materias primas que México aportó para la fabricación de muchos perfumes, algunos de los cuales serán exhibidos cuando abran sus puertas al público.


Etiquetas: