Los Doporto, ejemplo de la grave corrupción dentro del sector salud

- Por

Luis Doporto Alejandre compró la empresa Marzam en 2015, su padre, Héctor Doporto Ramírez, era parte del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De 2015 a 2018, esta institución le compró a Marzam más de 562 millones de pesos, la empresa obtuvo diversos contratos a pesar de que estaba siendo investigada por la ex Procuraduría General de la República (PGR) y por la Procuraduría Fiscal debido a que se le acusaba de delitos financieros.

Incluso Marzam estaba siendo investigado por la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) porque en los Panamá Papers se reveló que en las transacciones para su compra estuvo involucrada Marina Matarazzo, esposa de Pablo Escandón y dueño de Nadro, una distribuidora de fármacos. Matarazzo aportó dinero para la compra de Marzam, a pesar de ser la competencia.

En los documentos, Luis Doporto aparece como dueño legal de Marzam a partir de 2015. Mientras que su padre había sido parte del Consejo Técnico del IMSS desde 2010 y recibía mensualmente un pago de 104 mil pesos. Según información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, los contratos a Marzam se multiplicaron a partir de 2015.

De 2015 a 2018, las compras del IMSS a Marzam se multiplicaron a 526 millones de pesos, cinco veces más de lo que se había otorgado en los 12 años anteriores. Los integrantes del Consejo Técnico no tienen la facultad de decidir adquisiciones pero sí pueden tener información sobre futuras inversiones. MCCI solicitó una postura al IMSS sobre la multiplicación de los contratos de Marzam a partir de que Doporto adquirió la empresa, sin embargo, no respondieron esta solicitud.

El 22 de junio de 2015, Genomma Lab anunció que vendió Grupo Marzam a Moench Cöoperatief, un fondo de capital privado holandés en una transacción de 2 mil 950 millones de pesos. Dos semanas después, un representante de Moench presentó su propuesta para adquirir 90 por ciento de las acciones de Marzam. En los documentos aparece el nombre de Luis Doporto Alejandre como uno de los dueños de Moench.

A partir de este cambio de dueño, la suerte de la empresa cambió radicalmente. A los tres meses que se realizó la compra, Marzam recibió tres contratos por 286 millones de pesos de parte del IMSS. Dos de ellos asignados por licitación pública y solo uno por asignación directa. En 2017, Marzam recibió 30 contratos por asignación directa y 50 millones de contratos en licitaciones.

Luis Doporto Alejandre no aceptó que una parte del dinero para la compra de Marzam se lo había dado Matarazzo. Fue hasta el año pasado cuando reconoció que se había realizado esa triangulación monetaria, pero aseguró que solo se trataba de un préstamo.

Utilizaron varias empresas para transferir el dinero de Matarazzo

Uno de los expedientes consultados por MCCI muestra que la Comisión Bancaria y de Valores (CNBV) remitió a la PGR un análisis del caso en el que aseguró que la falta de documentación que establezca de dónde salieron los recursos para la compra de las acciones de Marzam impide que se establezcan los delitos financieros.

En una revisión a los Panamá Papers, MCCI identificó uno en el que se establece que Matarazzo aportó el dinero para la compra de Marzam a través de al menos cuatro empresas fachada, entre ellas Moench.

La propiedad de Matarazzo llamada Conquest Venture Holding BV transfirió 53 millones de dólares a Black Water Company, se desconocen quienes son los accionistas. El dinero se trianguló mediante Neuchatel Holding, propiedad de Luis Doporto y Carlos Rafael Dorado. Posteriormente esta empresa fue descrita como subsidiaria de Moiry Holdings, que a su vez fue incluida como inversionista de Moench.

Al respecto, Luis Doporto aseguró a MCCI que su padre, Héctor Doporto, nunca ha tenido injerencia en los procesos de adquisiciones para dar contratos. También aseveró que las triangulaciones en las compras de Marzam fueron para “evitar que las fuentes financieras tuvieran control o acceso a las operaciones de la empresa”.

Con información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.