Les quitan choferes y guardaespaldas a exgobernadores mexiquenses

- Por

El pleno del Congreso del Estado de México, derogó la noche del pasado martes, una ley que permitía que los ex gobernadores de la entidad contaran con apoyo especial, por lo que les quitarán choferes y guardaespaldas, pagados con presupuesto estatal.

Esta iniciativa de ley, propuesta por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), echó abajo el decreto 87 de la legislatura del Edomex, la cual dispuso que, al concluir su encomienda pública, los gobernadores podrían recibir premios y recompensas por servicios eminentes o importantes prestados a la entidad.

Adiós a choferes y guardaespaldas

Dichos beneficios residían en la protección de su seguridad, mediante tres a cinco elementos policiacos estatales, una secretaría particular, un chofer y un jefe de ayudantes, como su personal del apoyo constante.

Tales beneficios provenían de una ley promulgada el 7 de mayo de 1993 por la 36 Legislatura de la entidad y a petición del ex gobernador Ignacio Pichardo Pagaza, quien insistió en la implantación de este beneficio.

De acuerdo con la ley, los empleados de los ex gobernadores tenían los siguientes rangos administrativos: el jefe de ayudantes con categoría de subdirector rango nueve, con nivel de Jefe de Ayudantes de Secretario General de Gobierno; un chofer ayudante con rango cinco, con categoría de chofer de Secretario General de Gobierno.

Respecto a los guardaespaldas, la ley considerada que tenían que ser elementos adscritos a la Policía Estatal del Edomex, de tres a cinco comandantes, oficiales o policías; todos en nivel catorce y con rango cuatro.

En este sentido, vale destacar que portales como La Silla Rota afirman que la seguridad de personajes como el ex presidente Peña, actualmente se encontraban en manos de policías del Edomex, luego de que en diciembre pasado desapareciera el Estado Mayor Presidencial.

Ex gobernadores deben afrontar la realidad

Sin embargo, el ex presidente no es el único en la lista de afectados, pues Eruviel Ávila, Arturo Montiel, César Camacho, Emilio Chuayffet, Ignacio Pichardo y Alfredo Baranda son los personajes que han tenido personal otorgado con cargo al erario, desde el termino de sus respectivos mandatos, siendo el primero hace 26 años.

En este sentido, Azucena Cisneros, diputada por Morena indicó que estos decretos “regalaron a los ex gobernadores un beneficio que ellos nunca pudieron garantizar a sus ciudadanos: la seguridad las 24 horas del día, los 365 días del año y en todo el territorio mexiquense”.

Asimismo, mencionó que esta medida representa el primer logro para aquella legislatura en dos aspectos, sencillos, pero importantes; el primero, la eliminación de los privilegios de la clase política y la austeridad en el uso de los recursos públicos.

Según Cisneros, estos privilegios son el símbolo más evidente de los abusos y excesos que se hicieron costumbre en un régimen que fue rechazado y derrotado en las urnas, por lo que ve a derogación como un avance en la eficacia del uso de recursos públicos.

También indico que servirá para erradicar la corrupción del Estado de México, considerado uno de los estados con mayor índice de este problema en el país, por lo que la diputada urgió a realizar la construcción, revisión y aprobación de una nueva ley estatal de austeridad y gasto público.

Vale indicar que la reforma fue votada por unanimidad de 65 votos, con la ausencia de los coordinadores parlamentarios de los partidos Acción Nacional (PAN), del Trabajo (PT), Verde Ecologista (PVEM) y de la Revolución Democrática (PRD).

Además de la abstención de los morenistas Liliana Gollas, Karina Labastida, Benigno Martínez y Bryan Tinoco; la perredista Claudia González Cerón y el petista Sergio García Sosa.

Con información de Proceso, Reporte Índigo y La Silla Rota