Tus impuestos pagaron los escoltas de Slim y López-Dóriga

- Por

Fueron años de excesos y sumisión del poder político ante el económico. De repente, Miguel Mancera ofreció a sus policías como mercancía para personajes poderosos de los medios de comunicación, las empresas e incluso políticos de antaño sin cargos en esos momentos. Los impuestos de los capitalinos fueron usados para pagar a escoltas de cierta personas y no hay ningún castigo inmediato.

Todo forma parte del gobierno perredista de Mancera, en donde se privilegió la protección de unos cuantos mientras la ciudad incrementaba sus cifras de asesinatos con arma de fuego asaltos, secuestros y la violencia en general. El nuevo gobierno capitalino ha acusado al perredista de incluso privilegiar a ciertos grupos criminales. Pero lo cierto es que sí le regaló escoltas de la policía capitalino a Carlos Slim, el hombre más rico del país.

Además, el gobierno mancerista dotó de elementos policiacos para la seguridad de comunicadores cercanos a Enrique Peña Nieto como Joaquín López-Dóriga, Lolita de la Vega, empresarios como Olegario Vázquez o José Ealy Ortíz e incluso actrices de telenovelas como Carmen Salinas (entonces diputada federal plurinominal). Todo esto con costos de hasta 21 millones de pesos mensuales, cifra que se pagaron con tus impuestos.

Este tipo de excesos marcaron completamente a la administración de Miguel Mancera y formaron parte del castigo electoral por lo que el PRD perdió el control de la Ciudad de México. Dentro del partido amarillo ya señalan al ahora líder de su partido en el senado como uno de los grandes responsables de la debacle de la fuerza política (cercana a la extinción). Mancera ha negado ciertas acusaciones, pero no ha comentado nada sobre estas escoltas.

Se destinaron para custodiar a privados cerca de 1,400 elementos policiacos y de tránsito de la capital del país. Durante el periodo de Mancera se podía ver cómo elementos de seguridad pública capitalina resguardaban a empresarios, políticos, privados y otros agentes que debieron pagar por estos servicios de escoltas. Lo cierto es que hubo 1,400 policías menos vigilando a los ciudadanos capitalinos (lo que deja ver el por qué del incremento en inseguridad capitalina).

Carlos Slim no ha comentado absolutamente nada sobre este tema. Personajes del periodismo militante como López-Dóriga, Olegario o Ealy Ortíz tampoco han comentado nada al respecto de los policías que tuvieron para su cuidado durante años. Lo cierto es que la ciudadanía ya exige que paguen por los servicios que Miguel Mancera les regaló, en una clara actitud de privilegios para un círculo muy cerrado. Todo esto mientras se incrementaron los asesinatos en un 65% en la capital.

Al llegar Claudia Sheinbaum al gobierno capitalino anunció que estas escoltas gratuitas terminaban. La respuesta general fue de enojo, ya que estos privilegiados aseguraron que necesitan protección especial para cerrar calles o resguardarse de la violencia en la Ciudad de México. Y es que se sabe que la familia de Carlos Slim también tenía policías capitalinos a su servicio… y gratis.

Casos como el del director de El Universal son los de más polémica, ya que los policía cerraban algunas calles de Reforma para que el empresario entrara y saliera del trabajo, lo que generó tráfico y problemas viales sin que se actuara conforme a la ley. Pero el gran ganador es el propio Miguel Mancera, quien aún conserva escoltas gratuitos por haber sido jefe de gobierno.