Narcos y militares desatan el caos en todo Veracruz

- Por

Pareciera que la paz dura muy poco en uno de los estados más importante del mapa mexicano. Después de cientos de miles de muertos, desaparecidos, peleas entre narcotraficantes y dos gobernadores sumidos en el escándalo, Veracruz no logra recuperar la paz. El territorio que controló el PRI y el PAN de nuevo se ha sumido en la guerra entre cárteles en contra de la sociedad, ahora con un gobierno morenista.

Parece ser que el cambio de partido político en el poder veracruzano no ha logrado detener una ola de violencia y ataques destructores en el estado jarocho. Cuitláhuac García ha reconocido que durante varios días el estado está sumido en el caos, los bloqueos y los ataques a ciudadanos por parte de grupos criminales locales. La estrategia para detener el infierno es ingresar más militares a Veracruz.

Desde que García entrara al gobierno estatal se emitieron alertas para reconocer que Veracruz está sumido en el caos. Para el nuevo gobernador morenista la culpa es de los gobernadores anteriores: Javier Duarte y Miguel Yunes Linares. El mandatario ha declarado que se evitó completamente terminar con el crimen, lo que generó que los grupos del narco en el estado adquirieran más poder. Todo se debe a la “corrupción e impunidad”, declaró.

Por el momento el estado está sumido en bloqueos carreteros, fuego, balas y ataques al azar. El gobernador asegura que esta nueva ola de violencia se debe a que su gobierno y las fuerzas armadas han logrado grandes capturas en el estado, lo que ha enfurecido a los grupos criminales veracruzanos, quienes han reaccionado de la forma más letal posible: ejecuciones masivas, mantas con mensajes que retan a las autoridades y bloqueos.

https://twitter.com/JimenezLandin/status/1106696586527195136

Las versiones locales se contrastas: hay personas que aseguran que se está atacando al azar a los ciudadanos, mientras que el gobierno declara que no han habido bajas que no estén ligadas al combate entre fuerzas armadas y narcotraficantes. Recordemos que en el territorio jarocho están metido el cartel más poderoso del país: Jalisco Nueva Generación.

El clima ha azotado a las principales ciudades del estado y varios municipios no se han salvado de agresiones o cierres carreteros. El caos ha generado que varios cuarteles policiacos cierren ante los ataques directos (incluso con granadas) por parte de los criminales. El problema actual se concentra en las carreteras del estado, en donde se han reportado secuestros violentos de camiones para luego ser quemados y bloquear el paso de vehículos.