Mi gobierno no financiará a Enrique Krauze: AMLO

- Por

Una estrategia pensaba ligar directamente a López Obrador con gobiernos totalitarios. La idea era sacar justamente durante las elecciones presidenciales del 2018 un documental que afectaba directamente la campaña del tabasqueño, algo que al final no se logró. Ahora el gobierno de Obrador asegura que hubo desvíos de recursos para financiar este proyecto de “guerra sucia” y su coordinadora de campaña acusa a Enrique Krauze como el líder.

El gobierno obradorista aseguró que no tendrá escritores a sueldo para que hablen bien de su administración. Esto lo menciona por la cantidad de dinero que el gobierno de Enrique Peña Nieto entregó a Enrique Krauze y otros académicos durante años. En solo dos años (2016 al 2018), el gobierno mexicano le dio 27 millones a la editorial Clío, de Krauze, para documentales poco vistos.

El tabasqueño respondió que su intención no es desprestigiar escritores o académicos, pero sí dejó en claro que se terminaron los millones de pesos para financiar sus proyectos personales. Y es que la revista Nexos, la editorial Clío y otras más supieron succionar recursos de gobiernos como el de Felipe Calderón o el de Enrique Peña. La mayoría de los resultados solo pudieron verse en televisión y no llegaron a la mayoría de los mexicanos.

Tatiana Clouthier obligó a Enrique Krauze a aparecer públicamente para negar que su actitud antiobradorista es pura y que no se debe a ningún pago de empresas privadas o gobiernos anteriores. El escritor fue el que logró llamar a López Obrador un “mesías tropical”, apodo que le asignaron durante décadas los partidos opositores desde su primera intención presidencial. A pesar de que todo apunte a Krauze, el presidente asegura que no tienen como intención detenerlo o juzgarlo por liderar esta trama.

“No vamos a perseguir a nadie por sus ideas, no vamos a utilizar mucho menos al estado para cuestionar a escritores, a críticos. Lo que estamos buscando es que el Estado ya no proteja a escritores, que no haya intelectuales orgánicos, que si los conservadores quieren tener a sus ideólogos, que ellos los financien”, dijo el tabasqueño, dejando en claro que no habrá dinero público para ideólogos de ningún tipo, gracias a un plan de austeridad.

López Obrador sí afirmó que se va a continuar investigando el financiamiento de ese documental que se hizo en su contra. Y es que Santiago Nieto, el jefe de inteligencia financiera en México, aseguró que buena parte de los recursos utilizados provienen de la empresa OHL y el presupuesto del Estado de México, el gran bastión priista de donde salió Eruviel Ávila y Enrique Peña Nieto. Lejos de esto, aseguran no ir detrás de sus grandes críticos.

En el sexenio anterior, Enrique Krauze recibió al menos 9 millones de pesos anuales para realizar proyectos culturales privados que luego eran transmitidos a la medianoche en Televisa, la gran empresa de entretenimiento utilizada por la presidencial de Enrique Peña para cuestiones de publicidad. Todos los contratos entregados a la editorial Clío han sido, claramente, por adjudicación directa. Obrador asegura que esto no volverá a suceder.