Fox advierte sobre un traidor dentro del equipo de AMLO

- Por

No son amigos en absoluto, incluso mantienen un repudio desde que el panista empujara el desafuero para el tabasqueño. Vicente Fox ha sido el gran crítico de los empresarios-políticos conservadores mexicanos desde que López Obrador intentó lanzarse por la presidencial en 2006, cuando éste último asegura que se forjó un fraude electoral con la bendición de Fox.

Pero ambos comparten algo en común que hoy ha cobrado relevancia: Alfonso Durazo. Durante el foxismo, el entonces panista jugaba como secretario personal del presidente y a mitad del camino presentó su renuncia inmediata para luego ser uno de los hombres más cercanos a López Obrador. Ahora, Durazo es el encargado de la seguridad nacional y Fox advierte que se trata de un “hijo de la chingada” en cuestión de lealtad.

No es difícil saber que no pueden verse en absoluto. La ruptura entre Fox y Durazo enfureció al panista después de que se uniera al equipo obradorista, conociendo el repudio total que el hombre de Guanajuato mantiene con las ideas de izquierda del nuevo gobierno. Por lo tanto, y a pesar de las agresiones constantes, el expresidente advierte a López Obrador de que Alfonso Durazo está listo para traicionarlo.

“Es un traidor, da puñaladas por la espalda”, declaró Vicente Fox en entrevista para el periódico Milenio. Además, declaró que no es posible confiar en una persona que cambia de ideología política y partido tan rápido. Desde que Vicente Fox abandonó el poder, Alfonso Durazo dejó de ser panista para entrar de lleno al perredismo. Estuvo ahí hasta el 2012, cuando entró de lleno a Morena, un partido creado en 2014 y que ahora gobierna al país.

Pero hay que ver el historial de Durazo, militó también en el PRI desde los setentas hasta el 2000. Por lo que sí es una persona que fácilmente cambia de bandera, algo que Vicente Fox lanza como advertencia al presidente tabasqueño y de paso para reafirmar su rencor por haber perdido a su secretario particular al que sigue acusando de traidor. Estos comentarios dejan ver que Vicente Fox no olvida a sus enemigos de antaño.

Pero López Obrador parece estar muy cómodo con Durazo. Durante los primeros cien días de trabajo han colaborado bastante cerca, sobretodo en la creación de la polémica y ahora pegal guardia nacional. Ambos personajes están seguros de que la militarización suprema del país es lo que se necesita para terminar con décadas de violencia derivadas de un capricho de Felipe Calderón en el 2006. Obrador y Durazo también mantienen la misma línea para usar militar en contra de ladrones de combustible. Es decir, una dupla bien estructurada.