España rechaza pedirle perdón a México por la conquista

- Por

Parece un guión mal trazado, pero de repente España y México se están peleando de nuevo por temas de hace quinientos años. Todo lo detonó una carta enviada por el presidente mexicano en donde solicitaba un perdón al rey español por los actos cometidos por el ejército de Hernán Cortés en 1521. Mientras en nuestro país la noticia sorprendió, ya que nunca se solicitó algo parecido, en España causó indignación en la corona y su interino.

El gobierno español anunció que rechazan inmediatamente la carta de López Obrador “con toda firmeza”. El monarca ibérico dejó en claro que no habrá ninguna petición de perdón a México u otra de las naciones que su país conquistó en el pasado a base de ejércitos y frailes. El presidente de México busca tener en 2021 un recuerdo de la caída de Tenochtitlán (hace casi 500 años) con un perdón solicitado por la nación que conquistó a base de fuerza al territorio americano.

Esto representa un problema diplomático que no se veía venir y que debió permanecer en total secreto, según señala la respuesta española. “Lamentamos profundamente que se haya hecho pública la carta que el presidente de los Estados Unidos Mexicanos dirigió a su majestad el rey el pasado 1 de marzo, cuyo contenido rechazamos con toda firmeza”, contesta el presidente español, asegurando que fue desafortunada la iniciativa del tabasqueño.

Fueron 25 días los que pasaron para que la carta saliera a la luz y para que López Obrador, acompañado de Beatriz Gutiérrez, lanzaran un video a través de las redes sociales para exponer sus intenciones por conciliar sobre un tema delicado que ha pasado desapercibido por los gobiernos mexicanos después de desprenderse del imperio español. La carta, que permaneció en silencio, fue revelada por el periódico español El País.

“La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”, dice el gobierno de España, dejando en claro que no pedirán perdón ni a México ni a ninguna otra de las naciones centro y latinoamericanas que conquistaron a base de guerras, sometimiento y conversiones religiosas. La respuesta parece detonar un conflicto en donde no lo había. Solo queda esperar para ver si las relaciones entre ambas naciones se enfrían.

El asunto es que el gobierno obradorista quiere llegar al 2021 con una aparente tregua ansiada entre España y México por las cuestiones de su pasado. Hasta hace unos días, ambas naciones contaban con excelentes acuerdos, algo que los españoles parecen querer conservar. “El gobierno de España reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad”.

El gobierno español dejó en claro que los rencores por la conquista son cosa del pasado y que no compete a las administraciones actuales pedir perdón por lo sucedido por el imperio español hace cinco siglos. “Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”.

Mira toda la información en esta nota actualizada de El País.