El Cártel de Sinaloa tenía entre sus filas a un futbolista

- Por

Jhon Viáfara, ex futbolista internacional colombiano fue detenido el pasado miércoles, por la policía de su país, luego de que se comprobara que el Cártel de Sinaloa tenía a Viáfara entre sus filas.

La investigación, realizada por las autoridades del país sudamericano, arrojó que Viáfara era el encargado de pagar a quienes transportaban cocaína en lanchas y avionetas hacia centro y Norteamérica.

Viáfara,¿Futbolista o narcotraficante?

Debido a ello, el gobierno estadounidense solicitó la extradición del ex campeón de la Copa Libertadores de 2004 por el cargo de narcotráfico, por ser el responsable de hacer el contacto con el departamento de Antioquia para la salida de la droga hacia Centroamérica.

Al respecto, el general Óscar Atehortúa, director de la Policía de Medellín, Colombia, sostuvo que el ex futbolista internacional coordinaba la ruta narcotraficante de la banda desde las costas del Pacífico colombiano hacia México.

También indicó que es posible que sostuviera reuniones, de manera esporádica, con emisarios del Cártel de Sinaloa para coordinar los envíos de cocaína, según las investigaciones.

“A Jhon Eduis Viáfara Mina no le aparecen propiedades a su nombre en las declaraciones de renta, que no se han podido encontrar. No tenía suficiente asidero para demostrar que tenía grandes recursos económicos. No obstante, está demostrado que pertenecía a esta organización criminal”, informó el general.

Cabe destacar que este no es el único golpe que se la ha dado a la organización criminal mexicana, a nivel internacional, entre 2017 y 2018 fueron capturadas 20 personas de esa organización y se le incautaron de 2.5 toneladas de cocaína a ese grupo, así como lanchas y aeronaves, indicó la policía colombiana.

Asimismo, se dio a conocer que el Cártel de Sinaloa intentaba ocultar sus ganancias, por medio de la compra de bienes raíces en Medellín, Bogotá y Cali, en Colombia.

Otros en las filas del narco

Es preciso mencionar que, este no es el único caso que en años recientes ha ligado al fútbol soccer con diversas organizaciones criminales en América Latina, pues basta recordar lo que sucedió con el mexicano Rafael Márquez, en agosto de 2017.

Márquez fue vinculado al crimen organizado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, debido a presuntas relaciones con capos y las actividades de cárteles en México, Colombia, Brasil, Chile y España.

Otro caso considerable fue el del ex portero del Santos Edson Cholbi do Nascimiento, hijo de la leyenda del fútbol Pelé, y quien ha sido arrestado en varias ocasiones desde 2005, por cargos como lavado de dinero y tráfico de drogas.

Sin embargo, el fútbol nacional no se queda exento, pues figuras como el portero, Omar “El Gato” Ortiz y Jared Borguetti, quienes tuvieron problemas con la ley por situaciones similares a la de Viáfara.

Ortiz fue vinculado con el Cártel del Golfo y se encontró culpable de haber participado en, al menos, dos secuestros y un robo de vehículo; mientras que Borguetti fue visto en una fiesta organizada por Félix Arellano, ex líder del Cártel de Tijuana, quien fue asesinado en dicha celebración.

Lee el reportaje completo en SinEmbargo.mx