Ninguna empresa mexicana podrá hacer la refinería de AMLO

- Por

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador en su momento dijo que no permitiría que empresas acusadas de corrupción, participen en la construcción de obras. Sin embargo, las compañías invitadas por Petróleos Mexicanos para la construcción de la Refinería de Dos Bocas, han sido señaladas por corrupción en diversas ocasiones.

Empresas señaladas por corrupción para Dos Bocas

El día 18 de marzo la secretaria de Energía, Rocío Nahle, reveló al público el nombre de las empresas invitadas por Pemex para la licitación de la refinería. En total fueron cuatro empresas, ninguna mexicana, que podrán concursar por la construcción: Bechel-Techint, WorleyParsons-Jacobs, KBR y Technip.

En lo que respecta a la corrupción, un caso relevante sería el de Technip en Nigeria, dónde la empresa tuvo que pagar 338 millones de dólares en los Estados Unidos por sobornar a funcionarios del gobierno de Nigeria. Los sobornos fueron utilizados para la obtención de contratos de construcción de instalaciones de gas natural en el país africano.

El caso de los sobornos en Nigeria también involucró a KBR, previamente conocida como Kellog Brown & Root, y otras dos empresas unidas a través de un joint venture. Las empresas se habían asociado para construir instalaciones en Bonny Island en Nigeria, valuadas en 6 mil millones de dólares, de acuerdo con documentos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Technip autorizó unirse en joint-venture con las empresas y contratar a dos agentes, Jeffrey Tasler y una compañía de origen japonés para llevar a cabo los sobornos a las autoridades nigerianas. Incluso, en su momento, el CEO de KBR, Albert «Jack» Stanley se reunió personalmente con los funcionarios de Nigeria para acordar un representante para la negociación de los sobornos.

En conjunto las empresas pagaron 132 millones de dólares a una empresa controlada por Jeffrey Tesler y 50 millones a la empresa japonesa por concepto de sobornos, durante la realización de las negociaciones con los funcionarios nigerianos.

Sobornos alrededor del mundo por contratos

En otro caso, Techint, una empresa de origen italo-argentino, presidida por Paolo Rocca, un multimillonario con 4 mil 300 millones de dólares de acuerdo con Forbes, se vio envuelta en escándalos de sobornos al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner durante la nacionalización de Sider en Venezuela, una subsidiaria de la empresa. Rocca fue procesado judicialmente por la construcción de una red de sobornos.

Por parte de Bechtel, de los Estados Unidos, fue vinculada a un caso de corrupción de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos. La compañía usó los recursos de Al Badie Group para la obtención de un contrato valuado en 600 millones de dólares para la construcción de una planta petroquímica en el país árabe.

En el 2016, la Oficina de Fraudes Graves del Reino Unido inició una investigación en contra de la empresa Unaoil tras llegar a un acuerdo con Leighton Holdings, por corrupción en un contrato para la construcción de un ducto con valor de 500 millones de dólares en Iraq en el 2011.

De igual manera se reveló que tanto Unaoil como Borghi podrían ganar cientos de miles de dólares por ayudar al consorcio dirigido por Worley Parsons para la obtención de un contrato de un campo petrolero en Kashagan, Kazajstán, de acuerdo con una investigación realizada por el diario australiano The Sydney Morning Herald. KBR también fue relacionada por casos de corrupción con Unaoil.

Finalmente, la filial china de la empresa estadounidense Jacobs, fue vetada para participar en contratos de consultoría por y para el gobierno de Hong Kong durante un año. Lo anterior debido a la falsificación de pruebas de calidad en la construcción de un puente entre la ciudad de Hong Kong y Zhuhai y Macao. Derivado de esto, 21 personas fueron arrestadas, todas, empleadas de Jacobs China.

Gobierno dice haber contratado a las mejores empresas

En su momento, Rocío Nahle aseguró que la licitación sería de carácter restringido, precisamente para evitar la contratación de empresas ligadas a casos de corrupción y sobornos, sin embargo, como se puede apreciar, la realidad ha sido muy distinta.

Lo anterior fue dado a conocer en el foro Energy México 2019 Oil & Gas Power, y dijo lo siguiente: «Va a ser una licitación restringida porque vamos a invitar las empresas especialistas, serias (…) estamos evitando empresas internacionales que tengan antecedentes de corrupción. Esas es una de las premisas que ha mandado el presidente».

Este martes, Obrador dijo en su conferencia matutina, que las empresas seleccionadas, son las mejores del mundo y dijo que con esto se busca evitar «casos como los de Odebretch». A pesar que ninguna de las empresas encargadas de la construcción son en realidad mexicanas, dejó abierta la posibilidad a estas a participar, bajo la dirección de las extranjeras.

«Son las mejores del mundo, las cuatro que se seleccionaron y que fue a partir de un estudio, de una investigación. Esas cuatro han construido en promedio 150 refinerías cada una. Son las que más experiencia tienen en la construcción. No queremos casos como los de Odebrecht. No queremos casos de obras inconclusas por empresas que no han cumplido».

La refinería de Dos Bocas, busca reducir las importaciones de gasolina desde los Estados Unidos con una producción de 340 mil barriles diarios a través de 17 plantas de proceso y 93 tanques. Se espera que esta, tenga un costo entre 6 y 8 mil millones de dólares y esté terminada para 2021.