Ordenan prisión preventina para expresidenta de Argentina

- Por

Cristina Kirchner, expresidenta de Argetina, tiene una orden de prisión preventiva en su contra emitida por el Supremo Tribunal de Justicia del estado. Actualmente Kirchner fungía como senadora y había utilizado el recurso de queja en dicha orden de aprehensión dictada por el juez Claudio Bonadio en 2017. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia rechazó este recurso.

Los cinco integrantes del tribunal, Carlos Rosenkrantz, Elena Highton, Juan Carlos Moqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti desestimaron el recurso por considerar que no actúa contra una sentencia definitiva.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Corrección Federal confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Kirchner, por lo que ella presentó el recurso de queja la Corte. Kirchner fue jefa de Estado de 2007 a 2015, ella y varios miembros de su gabinete están procesados por encubrimiento agravado de ciudadanos de Irán que fueron acusados de un ataque a judíos en 1994 en Argentina y que provocó la muerte de 85 personas y más de 300 heridos. El caso se encuentra sin esclarecer y fue el segundo ataque de judíos en este país.

La Corte también negó un recurso similar a al exsecretario general de la Presidencia y titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Óscar Parilli, quien también está a la espera de ser juzgado por el mismo hecho

Está envuelta en escándalos de corrupción

El juez Bonadio ya tenía otras causas por las que perseguir a Cristina Fernández, por lo que ordenó detenerla ya que podría entorpecer el caso relacionado con Irán. No solo esto, también está involucrada con el «caso de los cuadernos», una investigación en donde hubo una presunta red de sobornos entre empresarios y funcionarios del kirchnerismo. Se le ha acusado de los delitos de estorbo de un acto funcional, abuso de autoridad y encubrimiento agravado.

La detención dependerá si sus compañeros del senado votan a favor o en contra de ella. En la Cámara Alta ningún grupo tiene mayoría, incluso el grupo que tiene su misma corriente ideológica se mantiene fragmentado. Se deberá decidir si pierde su inmunidad, lo que se lograría si votan al sí dos tercios de los legisladores.

Cristina Kirchner también está a la espera de un juicio oral cuya fecha no se ha establecido, esto podrá hacerlo en libertad a menos que el Senado vote su desafuero. Sin embargo, diversos medios opinan que no es probable que suceda debido a que ya se ha especulado que tendrá una próxima candidatura en las elecciones generales de octubre.

Con información de Excélsior.