Colima: drogas, balas y un menor muerto en casa de un alto político

- Por

Un presunto asalto en la casa de un alto político en Colima desató un revuelo digno de una serie policiaca, mismo que culminó con una búsqueda por drogas, balas y un menor de edad muerto.

Los hechos sucedieron la madrugada del pasado 5 de marzo, cuando un supuesto comando armado integrado por 10 personas ingresó al domicilio de Efraín Heriberto Angulo Rodríguez, secretario de Turismo del gobierno estatal.

Un menor fallecido

Ante este hecho, la Fiscalía General de Colima envió un comunicado, donde aseguró que los criminales sometieron al servidor público y a sus acompañantes, quienes se encontraban en una reunión social y durante el incidente, una persona falleció por asfixia y otra persona resultó baleada.

De acuerdo con medios locales, el suceso fue reportado a las autoridades por vecinos del funcionario, cuando escucharon gritos, golpes y balazos al interior del domicilio, del cual vieron salir corriendo a varios jóvenes que escapaban totalmente desnudos por las azoteas.

Al respecto, las autoridades dejaron entrever que el hecho fue resultado de un asalto presuntamente cometido por la delincuencia común y el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez publicó en Facebook un mensaje en el que se alegró de que el funcionario no resultó herido, pero no mencionó el asesinato del menor de edad.

Por su parte, Angulo Rodríguez afirmó el pasado 6 de marzo en conferencia de prensa que puso su renuncia a disposición del Peralta Sánchez y explicó que antes del asalto, un total de 11 personas se encontraban reunidas en su casa.

De estas personas, cuatro eran sus conocidos y había pasado con ellos el fin de semana en Manzanillo; mientras que el resto afirmó que se trataban de invitados de sus invitados, los cuales no conocía.

Drogas y un extraño suceso

El funcionario explicó que, durante varias horas, él y sus invitados fueron golpeados, torturados, maniatados y obligados a desnudarse, para después tomarles fotografías y videos.

Siendo que uno de ellos, fue obligado a ir a una habitación, donde le exigieron decir dónde compraba drogas, hecho que desencadenó en la asfixia de una persona de 16 años y finalmente en su deceso.  

Ante este panorama, la FGE abrió carpetas de investigación adicionales por la posible comisión de delitos de corrupción de menores y contra la salud, en el contexto del asesinato del menor.

También se dio a conocer que, en la huida, los asaltantes se llevaron un vehículo Prius Toyota propiedad de la Secretaría de Turismo, el cual fue recuperado el pasado viernes, cuando se dio a conocer la aprehensión de dos supuestos criminales implicados.

Dadas las imprecisiones, la polémica se generó en redes sociales cuando se dijo que el funcionario había participado en una fiesta en la cual fueron contratados prostitutos menores de edad, entre ellos el menor que fue asesinado.

En este sentido, Leoncio Morán Sánchez, presidente municipal de Colima, puntualizó “la única certeza que tenemos es de que no hay claridad sobre las cosas, es lo único de lo que estamos seguros”.

Con información de Proceso