Ayudó a Duarte a escapar y ahora está libre gracias este juez

- Por

La tarde del viernes 15 de marzo se dio a conocer que el exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue exonerado de los delitos de deber legal y tráfico de influencias, por los que fue encarcelado en 2017, debido a que se le relacionó con el escape de Javier Duarte.

Así lo dio a conocer el Juez de Distrito, quien dictaminó que no hay delito por el cual se le persiga, incluso que no hay probabilidad de que se le relacione nuevamente, pues el único testigo del caso, un piloto, murió el año pasado debido a un accidente.

La decisión fue tomada por el juez federal Francisco Javier Hernández, a través del amparo federal 852/2018. La resolución fue avalada por un Tribunal Colegiado y ordena dejar en libertad al exgobernador interino.

Al salir de la audiencia, Flavino Ríos dijo que él está contento de que las autoridades realizaran su trabajo y que con ello la ciudadanía debe ver que en Veracruz hay Estado de Derecho:

“Yunes me imputó, me condenó, me estigmatizó, hizo creer que cometí delitos, pero aquí estoy”, comunicó Flavino Ríos Alvarado.

Asimismo, se dio a conocer que Ríos Alvarado ya podrá regresar a su vida cotidiana para volver a emplearse y recuperar su solvencia económica:

“Aunque estoy casi en bancarrota, tras dos años sin laborar, tengo la fortuna de que mi esposa es ahorrativa y mi hija, así como amigos me ayudaron a pagar abogados y todos los gastos del proceso judicial”, finalizó.

Historia de una captura

Flavino Ríos fue detenido en Xalapa en marzo de 2017 y trasladado a la cárcel de Pacho Viejo, donde un juez lo vinculó a proceso al considerar que sí había elementos para abrirle juicio por tráfico de influencias, abuso de autoridad y encubrimiento, delitos que permitieron que el exgobernador Javier Duarte huyera de México.

En abril de 2017, un juez determinó que Ríos seguiría su proceso penal en prisión domiciliaria, ya que tenía problemas de salud (hipertensión arterial con antecedente de preinfarto), e incluso fue trasladado de la cárcel de Pacho Viejo a un hospital.

Días después, el magistrado presidente del Poder Judicial del Estado de Veracruz, Edel Álvarez Peña, informó que el exgobernador pagó una fianza de 5 millones de pesos para poder enfrentar su proceso penal en libertad, después de que salió del hospital, por lo que nunca hubo prisión domiciliaria.

Aunque el exgobernador interino logró enfrentar su proceso en libertad condicional, los cargos que enfrentaba hasta hace unos días, le obligaban a seguir ciertas medidas cautelares como salir del país.

En noviembre de 2017, en una entrevista con Grupo Imagen, el mismo Ríos reconoció que cuando fue gobernador interino de Veracruz facilitó a Duarte el helicóptero en que escapó.

“Él (Javier Duarte) pidió un helicóptero que lo trasladó a Coatzacoalcos, lo pidió directamente al aeropuerto. Pedí a la gente del aeropuerto que le dieran las atenciones de un gobernador porque yo no sabía que existía una orden de aprehensión”, dijo Ríos.