Adopción homoparental, el tema que sacude a las candidatas de la Suprema Corte

- Por

Candidatas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Yasmín Esquivel, y Celia Maya, comparecieron ante el Senado el día de ayer. Cuestionaron cuáles son las consecuencias que podría tener un menor de edad al ser adoptado en una relación homoparental. También dieron sus declaraciones sobre cuál es su postura respecto al aborto.

Yasmín Esquivel dijo que está a favor de la vida, sin embargo, aseguró que esas convicciones no afectarían si se tiene que aplicar la ley. La legisladora Indira Rosales le preguntó sobre este tema, a lo que Esquivel respondió que: «evidentemente yo estoy a favor de la vida; sin embargo, no es un tema personal ni ético, es un tema donde tenemos que ajustarnos a lo que la legislación haya establecido«.

Aseguró que si ética o moralmente está en contra o a favor del aborto esto pasa a un segundo término, ya que «no podemos hacer interpretaciones personales, ni éticas, morales, religiosas tampoco, y tenemos que ajustarnos a lo que señale la ley en cada caso concreto«.

La candidata dijo que es decisión de cada congreso local en cómo se legisla la interrupción legal del embarazo, debido a que en cada estado son los diputados locales los que conocen el entorno, y desde ese conocimiento tendrían que legislar para los ciudadanos. Aseguró que: «nosotros tenemos que ajustarnos a los que ellos legislen y adaptarnos a favor de lo que ellos decidan en cada caso particular«.

Respecto al tema de si las parejas del mismo sexo pueden adoptar niños, la candidata aseguró que se debe preguntar a las «autoridades competentes» si esto es conveniente para los niños al llegar a una familia donde los padres son del mismo sexo. Dijo que siempre se tiene que privilegiar el bienestar del menor.

Ya en 2016 la Suprema Corte estableció que se cuestionará si los adoptantes son idóneos para ser padres o madres, y es irrelevante su orientación sexual, estado civil o tipo de familia.

Preocupan posturas que no apoyan a los derechos humanos

Sin embargo, Celia Maya cuestionó y expresó su preocupación sobre las afectaciones que podrían tener los niños que fueran adoptados por parejas del mismo sexo. Aseguró que: «A lo mejor ellos van a ser excelentes papás, no lo dudo, pero ¿cómo controlamos el entorno del niño? Me preocupa».

Aseguró que el menor podría resultar afectado por ser adoptado en una familia homoparental. «¿Sus papás podrán quererlo tanto y ayudarlo a superar lo que pasa en el entorno exterior? No lo sé, tendrían que demostrarme en un expediente que tienen toda esa capacidad y que el niño puede vencer todas esas cuestiones a las que se va a enfrentar».

El director ejecutivo de Human Rights Watch dijo que la postura de Celia Maya es lamentable, ya que perpetúa la discriminación y la homofobia. También se criticó a Andrés Manuel López Obrador por proponer a dos mujeres que no conocen cuáles son los antecedentes que ha establecido la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La candidata Loretta Ortiz señaló que ella se avocará a la jurisprudencia que ya se ha emitido respecto a la interrupción legal del embarazo y a las personas del mismo sexo. Dijo que: «sobre la interrupción legal del embarazo, me sujeto a lo que ha sostenido al SCJN… y como me voy a someter a las leyes, el sistema normativo y la jurisprudencia que es otra fuente de derecho, entonces tendríamos que estar en lo que dice la jurisprudencia, que son 12 semanas«.

Sobre la adopción homoparental, se sujetará a lo que ha establecido la Suprema Corte y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ella fue diputada federal por Morena en el 2013 y coordinadora en los Foros por la Pacificación y Reconciliación Nacional.

Tanto la postura de Celia Maya y Yasmín Esquivel preocupan ya que no son progresistas en materia de derechos humanos, por lo que se espera que los senadores de Morena escojan a alguien que garantice que estos derechos se cumplan más allá de posturas personales.

Con información de Animal Político.