Anuncian acciones legales para quitar a Yeidckol Polevnsky

- Por

Ya van meses desde que en Morena se generan ciertos grupos para ir en contra de su presidenta. Si bien el partido guinda prohíbe que se hagan tribus internas (para prevenir desastres como los que suceden dentro del perredismo), la realidad es que hay hay al menos dos masas morenistas que están elevando un conflicto interno hasta lo legal.

Se trata de Ricardo Monreal, actual líder morenista en el senado, y la propia líder del partido, Yeidckol Polevnsky. La disputa ha escalado a lo nacional desde que la presidenta del partido más poderoso del país decidió lanzar a Claudia Sheinbaum como jefa de gobierno de la Ciudad de México. Justo ahí es en donde Ricardo Monreal quería embonar para estas fechas, pero se le concedió el liderato en el senado.

Después vienen conflictos como el de Puebla, en donde claramente Polevnsky impuso a Miguel Barbosa como su favorito inamovible para la elección extraordinaria de gobernador. A pesar de otras opciones, y de que Monreal apoyara a otro candidato para la vacante, la visión y voz de la presidenta morenista se impuso rápidamente. Es por eso que el suplente de Monreal en el senado alista una demanda contra Yeidckol por imponerse.

La acción legal no ha sido presentada oficialmente, pero sí deja ver un claro rompimiento dentro del partido guinda. A pesar de haber ganado prácticamente todo en las pasadas elecciones, se han notado graves fallos dentro de Morena para los apenas cuatro años que tienen de vida. Hay poca unión, derivada de los roces entre experredistas, expanistas y los grupos que originaron al partido. López Obrador ha intentado pujar por la unión, pero las lesiones son bastante claras.

En el tema de la dirigencia de Morena, son varios actores los que reclaman nuevo presidente del partido. Y es que Yeidckol ha sido bastante abierta sobre lo que piensa ante los medios, en donde critica sin problemas a gobernadores, acciones parlamentarias e incluso suelta frases polémicas en defensa de su presidente o su partido. Justo ahí es donde los monrrealistas quieren presionar legalmente para introducir a un nuevo líder.

El otro tema es que López Obrador (creador de Morena en 2014) está bastante cómodo con Yeidckol en la presidencial morenista. El tabasqueño también ha pujado para que se mantenga en el cargo la capitalina de 61 años. Los críticos a la presidenta guinda señalan que está generando “flagrantes violaciones a los estatutos del partido y desviando el rumbo de Morena”.

Para 2019, el partido más fuerte del país quiere ganar las vacantes estatales en Baja California y Puebla, justo los dos territorios en donde lideran las listas de popularidad. Pero en el caso poblano, sí hubo bastante presión desde la dirigencia del partido para encajar de nuevo a Miguel Barbosa en las urnas del dos de junio de este año. Todo esto deja ver el interés de la morenista por mover las fichas, sin considerar demasiado a la militancia.

El equipo de Ricardo Monreal es el que más está presionando para su salida. A través de su suplente, Alejandro Rojas, se ha elevado la crítica al señalar que la morenista también está generando presión desde su posición política para colocar a uno de sus favoritos en Baja California (en donde Morena aún no decide a su candidato a gobernador). Rojas asegura que la labor de Yeidckol actualmente es hacer tropezar la candidatura de Jaime Veloz en el norte.