Se consumieron más de 700 botellas de alcohol en el avión de Peña Nieto

- Por

Tras la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, se llevó a cabo su primera gira oficial por el país el 6 de diciembre de 2012. Para ese entonces el Presidente aún utilizaba el Boeing 757-225 Presidente Juárez TP-01. El primer destino era la ciudad de Monterrey en Nuevo León, para anunciar el inicio de la construcción de la tercera línea del Metro. Durante una hora de viaje, se consumieron 11 botellas de licor.

Miles de pesos en alcohol

El vuelo de la Ciudad de México a Monterrey tomó aproximadamente una hora y consistía en una comitiva de alrededor de 60 personas. Durante el poco tiempo que duró, se ordenaron 11 botellas de bebidas alcohólicas: seis botellas de vino tinto Monte Xanic, tres de tequila Maestro Tequilero Reposado, una de whisky Chivas Regal 12 años y una de Baileys.

El vuelo a Monterrey sería el inicio de un largo registro de consumo de bebidas alcohólicas a bordo de la flota presidencial. Los consumos se volvieron especialmente onerosos cuando se trataba de viajes largos a destinos extranjeros.

La aeronave que precedió al Dreamliner, ahora en venta, contaba con 15 tripulantes y en los más de 3 años que estuvo de servicio con Peña Nieto entre 2012 y 2015, presenció el consumo de 746 botellas de licor. Un total de 522 litros de bebidas con un valor de 271 mil 014 pesos.

En el caso de los viajes nacionales, se registraron un total de 41 traslados y se consumió el equivalente a 51 mil 962 pesos en bebidas alcohólicas entre diciembre de 2012 y diciembre de 2015. Un promedio de 1 mil 267 pesos por viaje.

Entre los viajes nacionales donde más dinero se gastó destaca un viaje a Acapulco para anunciar el «rescate» de la ciudad de la delincuencia donde se gastaron 9 mil 730 pesos en alcohol en un viaje de aproximadamente 30 minutos. Asimismo, para la inauguración del Gran Museo del Mundo Maya y el anuncio del Tren Transpeninsular en Mérida, la comitiva presidencial consumió 27 botellas con valor de 9 mil 606 pesos.

En el caso de los viajes internacionales el consumo promedio se disparó en comparación con los nacionales. En apenas 15 salidas fuera del país, se erogaron 219 mil 052 pesos. El mandatario visitó durante el primer trienio los países de Chile, Japón, Panamá, Indonesia, Costa Rica, Venezuela, Italia, China, Haití, Perú y Guyana Francesa (para el lanzamiento del satélite bicentenario).

El primer viaje del mandatario en el «presidente Juárez» fue a Santiago de Chile el 24 de enero de 2013 para asistir a la Cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la celebración de la cumbre entre dicho organismo y la Unión Europea. En el trayecto a Chile se consumieron 78 botellas de alcohol con valor de 27 mil 963 pesos.

Las bebidas de la comitiva presidencial

Dentro de los licores más consumidos por la comitiva presidencial en los viajes nacionales destacan 14 marcas en 148 diferentes botellas. El licor más consumido fue el vino tinto, especialmente de las marcas Monte Xanic y Cabernet Sauvignon, así como diversos de tipo Merlot con un total de 62 botellas con valor de 21 mil 960 pesos. Al vino le sigue el whisky Chivas Regal 12 años de 750 ml con 20 unidades y valor de 10 mil 101 pesos, el tequila Maestro Tequilero Reposado con 20 botellas de 750 ml y un valor de 7 mil 360 pesos.

Para los viajes al exterior, los consumos fueron distintos y las preferencias también. Se consumieron un total de 598 botellas de 32 marcas distintas, siendo el más consumido el whisky Chivas Regal 12 años con 81 botellas con valor de 41 mil 658 pesos. Asimismo fueron especialmente populares el coñac Hennessy VSOP de 700 ml en 48 botellas con valor de 37 mil 476 pesos, el vino tinto Casa Madero con 102 botellas y 26 mil 963 pesos en costo y 49 botellas de tequila El Milagro Añejo de 750 ml con un costo de 15 mil 065 pesos.

Tras tres años al servicio de Peña Nieto, el Boeing 757-225 fue sustituido por el Dreamliner 787-800 «José María Morelos y Pavón» que estuvo al servicio del presidente por 3 años. La aeronave tuvo un costo inicial de más de 6 mil millones de pesos y el mandatario fue altamente criticado por la compra de dicho avión pues se considerada «un palacio en las nubes». Actualmente el avión se encuentra a la venta por indicaciones del actual presidente Andrés Manuel López Obrador.

El antiguo avión, el «Presidente Juárez» se convirtió en avión secundario de la flota presidencial y cambió su número de identificación a TP-02. Fue considerado en su momento el avión más moderno de América Latina y acompañó a los presidentes en más de 323 giras presidenciales. Tuvo que ser retirado por severos problemas técnicos. En varias ocasiones tuvo que ser desviado a bases militares por los elevados niveles de ruido y contaminación como fue en el caso de Tokio, París y Roma.