¿Cómo salvar a las bibliotecas públicas abandonadas en México?

- Por

La Red Nacional de Bibliotecas está conformada por más de 7 mil 500 bibliotecas públicas, por lo que es la más importante de Latinoamérica. Sin embargo, también sufre de poca atención. Con el nuevo gobierno se buscará que esta red esté en constante diálogo con la comunidad para que sean “centro del programa territorial”, informó El Universal.

Los retos son varios y se necesitará voluntad política de la federación, estados y municipios. La bibliotecología mexicana debe apoyar a los bibliotecarios ya que son ellos quienes atienden estos espacios vulnerables.

Alejandra Frausto dio algunos avances del proyecto bibliotecario que emprenderá su administración. Marx Arriaga será el nuevo director General de Bibliotecas y uno de sus retos más grandes será “actualizar sistemas, infraestructura y acervos, con especial atención a los bibliotecarios de toda la República”.

Dijo que la Biblioteca Vasconcelos es un gran modelo, la cual dirigía Daniel Goldin y quien recientemente sufrió una polémica salida de esta institución, se buscará que esta sea un ejemplo para las bibliotecas de todo el país. Por el momento se está realizando un diagnóstico de dicha red gracias a esfuerzos colaborativos con estados y municipios que forman parte de ella.

La Red Nacional de Bibliotecas es coordinada por la Dirección General de Bibliotecas, y puede fortalecerse si cumple con lo que establece la Ley General de Bibliotecas. También si se toman en cuenta modelos internacionales como el de Colombia, donde es muy importante la participación ciudadana, informó El Universal.

Fundamental que participe la sociedad civil

La doctora Morales Campos, bibliotecóloga muy destacada, aseguró que: “Uno de sus principales problemas es que hace años que no se compran libros, viven de donaciones y tienen partidas presupuestales, pero no se han usado para tener colecciones actualizadas. Leer no es poner los libros a 10 pesos, lo que se tiene que hacer es invertir en programas que entusiasmen a la gente a leer“.

Históricamente las bibliotecas de esta red han sido fundamentales ya que atendían a los ciudadanos y apoyaban a niños y jóvenes en edad preescolar. Hernández Pacheco, exdirector de la DGB, dice que el esquema necesita fortalecerse y actualizarse para responder a las necesidades de la población. También se necesitan sanciones porque hasta el momento la legislación bibliotecaria no las contempla.

Aseguró que no solo se necesita del presupuesto, también de la participación de la sociedad civil, y tomar en cuenta a otros actores como fundaciones, patronatos, empresas y asociaciones, que permitan lograr un proyecto de bibliotecas sostenible.

Otro punto es el salario de los bibliotecarios, Jonathan Hernández, doctor en Bibliotecología, aseguró que: “Los profesionales necesitan de un mayor reconocimiento, los sueldos son bajos para los bibliotecarios, eso tendría que cambiar“. Además, en México existe la carrera de Bibliotecología por lo que hay muchos profesionales en el área que podrían ayudar a fortalecer la red.

Con información de El Universal.