Surge un nuevo tipo de crimen: el robo a minas mexicanas

- Por

Pese al combate contra el robo de combustible y energía eléctrica; al parecer, éstos no son los únicos recursos atractivos para delincuencia; pues el robo de minerales, podría convertirse en otro negocio redituable para el crimen organizado.

El pasado martes, la minera canadiense Telson Mining Corp, quien controla la mina Campo Morado que produce zinc y concentrados de plomo, ubicada en el estado de Guerrero, dio a conocer mediante un comunicado que fue objeto de un presunto robo millonario.

De acuerdo con la empresa, un grupo criminal sustrajo de 2 a 3 millones de dólares en concentrados de minerales, mediante un sofisticado sistema, para que la empresa no se diera cuenta.

Robo millonario a Telson

Todo comenzó, cuando Telson descubrió que la calidad de sus concentrados entregados a sus clientes, era menor a la que salía de la mina; por lo que inició un proceso de investigación.

Como resultado encontró que, durante un periodo entre cuatro a cuatro meses, algunos de sus choferes fueron coludidos por el crimen organizado, para desviar sus trayectos y poder sustraer el concentrado y sustituirlo por otro de menor calidad.

«La compañía identificó que algunos de los camiones de concentrado se recibieron en los almacenes de Trafigura con grados de concentrado más bajos que los reportados por el laboratorio de la mina Campo Morado», indicó la firma con sede en Vancouver.

En este sentido, Ralph Shearing, presidente de la compañía aseguró que algunos choferes de camiones trabajaban con los ladrones que sortearon las medidas de seguridad, mientras el material se transportaba de la mina al puerto de Manzanillo.

Pese a que de forma inicial, el cargamento se cubría con una capa de cal y lonas aseguradas con cables y supuestamente con candados a prueba de falsificaciones; las cargas eran vulneradas.

“Estos muchachos eran tan sofisticados como para saber cómo abrir los candados sin dejar alguna evidencia y sacar algo del concentrado”, dijo Shearing, quien agregó que, una vez realizado el robo, los criminales volvían a cubrir la carga con la cal, la lona y colocar los candados.

México es rico en recursos minerales

«El impacto estimado en el valor de venta en efectivo anual, aunque es difícil de determinar, oscila entre 2 millones y 3 millones de dólares, hasta un máximo de aproximadamente 7% de las ventas anuales totales de Campo Morado «, informó la empresa.

Según datos de Telson, el total estimado de recursos extraídos en Campo Morado fue de 582 mil 521 toneladas de concentrados de minerales durante 2018, por lo que la compañía anunció que implementará nuevas medidas de seguridad.

Al respecto, Shearing dio a conocer que por el momento se ha eliminado sustancialmente el robo de minerales, debido a un incremento en las medidas de seguridad y la toma de consideraciones legales.

«Lo hemos corregido y tenemos seguridad adicional. Tenemos nuestros camiones saliendo en convoyes y tenemos seguridad en el camino observándolos, así que creemos firmemente que tenemos esto finalizado”, expresó el directivo de Telson.

Ahora, las cargas individuales de los camiones se prueban inmediatamente al llegar y se comparan con sus calificaciones cuando abandonaron la mina. Los camiones tienen rastreo por GPS y son monitoreados por la seguridad a lo largo de la ruta, informó Shering.

El atractivo negocio de robar minerales

“Tenía la impresión de que los concentrados no eran algo que se robara con frecuencia, porque ¿qué haces con ellos? Tienen que venderlos a un corredor de materias primas o a una fundidora”, comentó Shearing.

Respecto al robo de minerales en nuestro país, portales como SinEmbargo.mx aluden que aunque este delito es algo todavía desconocido, sí está sucediendo en nuestro país.

Prueba de ello es el caso de Codelco, una empresa minera de cobre chilena que opera en Sinaloa, la cual fue blanco del crimen organizado en 2015, cuando un grupo de hombres armados robaron concentrado de oro con un valor estimado de 8.5 millones de dólares.

Asimismo, Shearing señaló que las autoridades mexicanas están investigando, pero no tiene muchas esperanzas de que el material pueda ser recuperado.

Con información de SinEmbargo.mx y NewsObserver