Anuncian estímulos fiscales para un Pemex agobiado

- Por

Lo que el presidente López Obrador definió como “medidas extraordinarias” para Petróleos Mexicanos, podrían convertirse en la luz al final del túnel después de años de sufrir en un esquema fiscal adverso. El titular del ejecutivo dijo que buscarán que en el transcurso de la semana buscarán modificar el esquema fiscal de la Empresa Productiva del Estado a fin de reducir su carga tributaria. “Esto va a significar menos recursos para el Gobierno, pero lo vamos a suplir” aseveró Andrés Manuel.

Un balón de oxígeno para Pemex.

La decisión fue dada a conocer la mañana de este martes cuando Obrador se disponía a hablar sobre la situación económica de la petrolera. El presidente dijo que la estrategia para rescatar a Petróleos Mexicanos consiste en reducir la carga fiscal de la empresa, la cual asegura, llegó hasta el 96% durante los sexenios anteriores. El mandatario dijo que le quitarán carga tributaria a Pemex “como nunca”.

López Obrador se refirió a la situación en Pemex así: “Ninguna empresa en el extranjero paga los impuestos que paga Pemex. Le vamos a quitar la carga fiscal como nunca ha sucedido. Es la empresa más saqueada en el mundo. Es increíble cómo ha resistido y cómo ha aguantado, porque no deja de ser un gran negocio el petróleo, por eso la tentación tan grande”.

Y es que las modificaciones en la estrategia para rescatar a la empresa se dieron apenas unos cuantos días después de que Fitch Ratings, redujera la calificación crediticia de Pemex de BBB+ a BBB- a un grado de caer en el grado especulativo. La calificadora redujo su nota al largo plazo de AA (Mex) a AAA (Mex). Esto limita la adquisición de nuevos créditos y mejores tasas para Pemex. Moody’s decidió mantener la calificación de la empresa por cuando menos seis meses.

Una empresa asfixiada por los impuestos.

Obrador dijo que no se reducirá la inversión en Pemex, sino que se reducirán los impuestos que aporta al Estado. El presidente puso como ejemplo que, en algún momento, la empresa representó el 51.1% de los ingresos tributarios del país y llegó a representar para la empresa, hasta el 96% de sus ventas totales en el 2011. Esto limita severamente la operatividad de la empresa y la capacidad de invertir y mejorar su situación financiera la cual ha venido empeorando en los últimos años.

Pemex destaca negativamente por su carga fiscal en comparación a otras empresas petroleras, ya sea estatales o privadas. Por ejemplo, el gigante Exxon-Mobil de los Estados Unidos, paga apenas el 4.9% en regalías, mientras que Royal Dutch Shell de Holanda, el 2.9%. Incluso empresas petroleras estatales como Petrobras (5.7%) y Petrochina (3.3%) tienen menores cargas fiscales que Pemex.

“Se llegó al extremo en que todo se le quitaba. Si obtenía un billón de pesos de ingresos, le quitaban 950 mil millones de derechos e impuestos; ahora le quitan menos, pero le siguen quitando. Esto no sucede con ninguna empresa del extranjero, ninguna empresa paga los impuestos que paga Pemex”. Así se refirió Obrador respecto a la situación de los impuestos en la petrolera. Dijo que la reducción en la carga fiscal en Pemex evidentemente significará menores ingresos, pero dijo, se suplirá gracias a los “ahorros” obtenidos por la austeridad. Sin embargo, no dio cifras exactas sobre esto.


Etiquetas: