¿Qué libros lee el millonario más poderoso de México?

- Por

Carlos Slim se despierta cada mañana sabiendo que hay al menos 67,000 millones de dólares en su poder. No es la realidad de la mayoría de mexicanos y el empresario de telecomunicaciones lo sabe. Su agenda es bastante distinta a la del empresario común y cuando llega a su oficina no pasa mucho tiempo sin que la duda lo haga abrir un ejemplar de su inmensa biblioteca. El periodista Enrique Osorno tuvo un encuentro cercano con el magnate mexicano para conocer sus lecturas.

Consciente de su lugar en el sector empresarial, los libros que más abundan en las paredes de Carlos Slim están escritos en inglés y muestran información íntima de los grandes empresarios e inversionistas del mundo. Está presente el texto Así hice mi fortuna, del titán petrolero Jean Paul Getty. Además, el periodista comenta cómo sorprende la ausencia de textos en español y cómo abundan las biografías de personajes poderosos en el mundo. Recordemos que Slim llegó a ser el hombre más rico del planeta.

También se alcanza a ver el libro Paper Money, una novela de Ken Follett entramada en el mundo financiero y político de Londres. Otra joya que destaca siempre en las visitas que Osorno hace al empresario de ascendencia libanesa es Mr. Baruch, un libro que cuenta la historia del “lobo solitario de Wall Street”, un hombre que hizo fortuna con el azúcar y que terminó cansado del sector empresarial, por lo que terminó siendo asesor de guerra para tres presidentes yanquis.

Gran parte del carácter de una persona puede adivinarse al echar un ojo a su biblioteca. Diego Osorno recalca esto al darse cuenta de que se sabe más del empresario mexicano al ojear sus muros que ante las bien diseñadas declaraciones que hace sobre su vida privada. Estudiante de la UNAM y cercano a la cúpula política mexicana, Carlos Slim ha sabido moverse entre empresas, inversiones, fundaciones y acciones en el periódico más popular en el planeta. Sin embargo esta vida ajetreada no le ha quitado tiempo para comprar y leer libros.

Además de la literatura sobre empresas, el magnate mexicano también dedica una pequeña zona de su biblioteca a libros de poesía. Si bien hay ejemplares del chiapaneco Jaime Sabines, Slim declara su afición permanente por el libanés Gibran Jalil. En el terreno de la noticia diaria, Carlos Slim solamente reduce sus lecturas a tres periódicos de tiraje nacional: Reforma, La Jornada y de vez en cuando Proceso, el semanario creado por Julio Scherer, un cercano al multimillonario mexicano en el pasado.

Cuando más emocionado se pone por presentar sus libros es cuando se acerca el tema del arte. Slim posee obras y museos privados, por lo que su sección dedicada a libros de arte está nutrida de textos valiosos. Hay libros sobre Rodin, sobre expresionismo, estudios a fondo de la obra del Greco, sobre Rufino Tamayo, textos sobre el museo de arte de Harvard, algún compendio literario de los mejores vinos y biografías de artistas.

Lo cierto es que mucho del catálogo que está acomodado en sus muros aún mantiene el plástico envolvente, señal de que fue comprado y jamás leído. El magnate responde que muchos los tienen porque están a la venta en Sanborns, otro de sus grandes negocios. De ahí presume varias portadas que fueron aprobadas por él mismo y textos incómodos para su imagen como ¿Por qué fracasan las países?, en donde se le critica duramente.

Mira toda la información en este reportaje de Gatopardo.