Promotores del voto para AMLO ahora son «servidores de la nación»

- Por

Se trata de una irregularidad que no puede pasar desapercibida en un gobierno que tiene a la lucha contra la impunidad como estandarte. En las épocas electorales, la tercer campaña presidencial de López Obrador contó con un equipo de ciudadanos que fungieron como promotores del voto para garantizar que las propuestas del tabasqueño fueran difundidas en las zonas más apartadas del mapa mexicano. Ahora, al menos diez de ellos han sido beneficiados.

En el arranque del gobierno obradorista han sido ratificados diez personajes que fungieron como promotores y que ahora forman parte de los servidores de la nación. Se trata de un cargo inédito que ha creado por el gobierno mexicano para censar y entregar directamente las tarjetas en las que habrán de ser depositados los recursos de diversos programas sociales de la era AMLO. Todo esto con un claro conflicto de por medio, ya que estas personas actuaron a favor de un partido político en el pasado.

Testimonios recabados por Animal Político dejan ver cómo se les convocó para ser promotores del voto a favor de Morena con la promesa, en algunas ocasiones, de que luego tendrían un cargo en la administración en caso de que ganara Obrador. El gobierno señala que han sido contratados como servidores gracias a su experiencia en el área y su conocimiento de las zonas en donde trabajan actualmente.

Desde que arrancó el programa de servidores de la nación, los mexicanos reclutados han trabajo sin salario fijo. Aseguran que lo hacen por cariño a la fuerza política y al presidente tabasqueño, pero desde la administración obradorista se han prometido pagos por la labor que aún no llegan. Son al menos tres pagos los que se adeudan y desde el último día de diciembre están a la espera de alguna remuneración por el trabajo arduo.

Actualmente estos convocados por el gobierno obradoristas se encuentran trabajando a marchas forzadas para sacar los censos con los que habrán de trazarse quién recibirá las ayudas de programas sociales. Los famosos servidores aseguran que las labores pasan de las ocho horas diarias sin pagos por el momento. Sus actividades también incluyen el desarrollo correcto de las consultas ciudadanas y apoyos estratégicos eventos presidenciales en estados.

El pago que sí se les ha otorgado es el correspondiente a la transición, en donde les dieron a la mayoría 3,400 pesos por la labor con la promesa de más pagos si continuaban apoyando con los censos federales. El problema más grande que han enfrentado es la enorme cantidad de personas que viven en condiciones de extrema pobreza. No contaban con que el censo tuviera a tantas personas registradas, por lo que el nivel de pobreza en el país es tan alto que aún no se ha entregado un censo definitivo. Esta es una urgencia que López Obrador les ha encargado públicamente.

El siguiente gran paso para estos grupos ciudadanos es la repartición de las polémicas tarjetas del Bienestar. En principio se critica que se haya entregado el control bancario de los recursos a la institución financiera de Salinas Pliego, dueño de minas y Tv Azteca. Ahora, estas personas que tuvieron claras inclinaciones partidistas trabajarán en la entrega de tarjetas para beneficios de programas sociales, algo que en el pasado ligó al PRI con corrupción electoral.

Mira toda la información en esta investigación de Animal Político.