Gobierno promete rescatar a los 63 mineros en Pasta de Conchos

- Por

Después de 13 años de la explosión ocurrida en la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, que cobró la vida de 65 trabajadores que quedaron atrapados en la propiedad de la compañía Grupo México, el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió en armar un plan a fin de que se realice el rescate de los cuerpos de las personas que permanecen enterradas en el lugar.

Con motivo de la conmemoración de lo sucedido el 19 de febrero de 2006, familiares de los mineros que quedaron sepultados bajo tierra, viajaron a la Ciudad de México en donde realizaron un acto simbólico en el anti-monumento Pasta de Conchos, ubicado frente a la Bolsa Mexicana de Valores, en donde recordaron a sus familiares y demandaron la recuperación de los cuerpos, así como el esclarecimiento de los hechos.

Ese mismo día, los demandantes integrados en la organización Familia Pasta Conchos se reunieron con representantes de la Secretaría de Gobernación (Segob), encabezados por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez, quien se comprometió a instalar una mesa de trabajo con el objetivo de analizar el rescate de los 63 cuerpos que todavía permanecen sepultados en la mina.

Ante esto, el subsecretario de Derechos Humanos señaló que hará un llamado a las secretarías de Economía, del Trabajo y Relaciones Exteriores para que trabajen junto con los familiares en la planeación de búsqueda.

Por su parte, Cristina Auerbach vocera de la organización Familia Pasta Conchos aseguró que esta es la primera ocasión en la que son recibidos por alguna instancia del gobierno, señalando que ninguna de las administraciones anteriores quiso atender sus demandas.

Sin embargo, aunque la organización reconoció la voluntad por parte del Gobierno mexicano, también dijeron tener pocas expectativas ante lo planteado debido a que los últimos 13 años han estado llenos de promesas rotas, desilusiones y decepciones.

Familiares no quieren que Grupo México participe en la búsqueda  

La mañana del pasado lunes 19 de febrero durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre lo hechos vividos hace 13 años en la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, así como de las denuncias hechas por lo familiares de los trabajadores quienes piden principalmente el rescate de los cuerpos.

Ante esto, el mandatario planteó el recate de los restos y aseguró que lo ideal sería que la empresa Grupo México realizara la operación de recuperación como una decisión voluntaria, señalando que dicha acción ayudaría en la reconciliación entre las partes y se haría en el marco de la “reconciliación nacional”.

Asimismo, indicó que buscaría la ayuda de especialistas del extranjero para que determinen los mecanismos de búsqueda, además de que se dijo dispuesto a hacerle el planteamiento a Grupo México para que analice técnica y científicamente la posibilidad de rescate.

Sin embargo, la abogada Stephanie Erin Brewer quien acompaña a los familiares de los mineros, pidió al gobierno que la empresa Grupo México no participe en el plan de búsqueda, ya que aseguró que existe “un claro conflicto de interés”, por parte de la compañía.

Los familiares de los mineros y la abogada Brewer señalaron a Grupo México como el principal responsable de la tragedia y advirtieron que los cuerpos de los mineros podrían estar acompañados con las pruebas que así lo evidencien.

“Obviamente, en cuanto Grupo México se vea cercado va a decir que ellos hacen el rescate para que no les quiten la concesión, y pueda recuperar todo el carbón, que es una millonada lo que hay ahí. Para las familias es inadmisible que participe Grupo México”

Los familiares recordaron que 5 días después de la tragedia se determinó poner fin a las acciones de rescate bajo el argumento de que los mineros atrapados podían estar enfermos de VIH, salmonela y hepatitis.

Sumado a esto, la organización Familia Pasta Conchos también rechazó la injerencia del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos, dirigido por el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, ya que argumentaron que sólo 25 de las víctimas estaban sindicalizados, mientras que 36 estaban bajó la contratista General de Hulla.

Llega el caso a la Corte Interamericana

Tras la tragedia de la mina de Pasta de Conchos, la explicación oficial del gobierno del entonces presidente Vicente Fox, fue que había ocurrido una explosión por acumulación de gas, la cual provocó el derrumbe que sepultó a los 65 mineros.

Pero investigaciones independientes hechas por los familiares de las víctimas, señalaron que la acumulación de gas y el derrumbe pudo haber sido porque la empresa no cumplía con los lineamientos de seguridad establecidos en la ley.

Por ello, en julio de 2018 la organización Familia Pasta de Conchos hizo entrega de un informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano que admitió la queja presentada contra el Estado mexicano por su responsabilidad en la violación al derecho a la vida de 65 mineros fallecidos, así como la exigencia de que sean recatados los cuerpos.

Sobre este tema, el presidente López Obrador dijo que la postura de su Gobierno será la de permitir que este caso avance: “Sí estamos en condiciones de liberar procesos, de no litigar, en hechos que obstruyan la procuración de justicia”.

Con información de Periodista de a Pie y Sin Embargo