PRD expulsará a Mauricio Toledo, su cobrador de cuotas

- Por

El partido amarillo mexicano ha dejado claro que no tiene una estrategia sólida para sanar. Después de las elecciones del 2018, el PRD fue quizá el partido menos favorecido por el voto de los mexicanos y hasta la fecha solamente han dejado claras dos cosas: seguirán con el mismo nombre y logo, además de hacer una limpieza de sus figuras más polémicas para intentar ganar simpatías a pocos meses de las elecciones intermedias.

Por lo tanto, la noticia de que ya se inició el proceso para expulsar a Mauricio Toledo es quizá el movimiento más interesante del sol azteca en muchos meses. Pero la solicitud no llega como voluntad de cambio de los perredistas nacionales, tuvo que surgir un escándalo mediático para que la solicitud de expulsión del diputado federal bajo la premisa de cero tolerancia ante militantes corruptos dentro del partido.

Fue el alcalde perredista Manuel Negrete el que destapó las supuestas extorsiones de Toledo con cientos de trabajadores de la delegación Coyoacán. Todo se debe a audios que exhibió el periódico Reforma, en donde queda claro que el exfutbolista no quería participar en esa red de extorsión a empleados del partido; pero de nueva cuenta no se hizo una declaración oficial para reclamar la corrupción interna del partido: tuvieron que filtrarse audios para lograr conocer a fondo este mecanismo ilícito.

Al parecer no hay forma de revocar esta solicitud de expulsión. Recordemos que Mauricio Toledo ha acumulado durante los últimos años acusaciones de extorsión, abuso de autoridad, amenazas y desvío de recursos cuando fue delegado en Coyoacán con el PRD. Ahora como diputado federal, Mauricio Toledo poco puede hacer en su defensa después del escándalo definitivo que habrá de removerlo de la fuerza amarilla.

“El PRD reitera que no tolerará indicios ni actos de corrupción de parte de ningún militante, por lo que no estará dispuesto a reflejar ante la sociedad y la opinión pública una imagen como a la que hoy se le atribuye al diputado Toledo Gutiérrez”, apunta el comunicado oficial del perredismo nacional. Los amarillos han incrementado la polémica, asegurando que Toledo ha estado cobrando “diezmos” a trabajadores del partido, sin él mismo cumplir con sus cuotas partidistas.

El todavía perredista quiere adelantarse a la expulsión y asegura que pronto anunciará su renuncia junto con otros perredistas en la cámara baja. Toledo afirma que el PRD ya no representa los intereses con los que fue creado y asegura que estará trabajando como diputado independiente para avanzar en temas “de izquierda” que beneficien al país. En una carta que publicó en redes sociales, Mauricio Toledo también lanzó guiños a Morena, el partido ideal para recibir a experredistas.

Pero la presencia de Mauricio Toledo es lo bastante complicada como para que el partido guinda lo acepte después de acusaciones graves de corrupción interna. La jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, asegura que Morena no puede ni debe aceptar a una persona como el perredista, después de demostrarse que su actuar político no tiene nada qué ver con el gran partido ganador de la elección 2018.