Popotes de aguacate mexicano triunfan en Estados Unidos y Europa

- Por

La idea de un estudiante de Ingeniería Química del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), se convirtió en un negocio redituable con la elaboración de popotes fabricados con los desechos industriales de aguacate, cuya demanda triunfó en Estados Unidos y Europa.

Todo comenzó, cuando el entonces estudiante, se dio cuenta de que más de 8 millones de toneladas de plástico terminan en el mar cada año; gran parte de estos desperdicios provienen del unicel, con el que se elaboran vasos y contenedores de comida, residuos que, según cifras de Greenpeace México, sólo 1% reciben el tratamiento de reciclaje adecuado.

Popotes biodegradables

Pensando en ello, Scott Munguía creó esta idea, cuyo proceso de elaboración y tecnología patentó en 2013, dando vida a Biofase, una compañía que descubrió cómo utilizar la semilla del aguacate en la fabricación de plástico biodegradable.

Munguía encontró la fórmula para crear popotes que se degradan en 240 días, tiempo relativamente corto, a diferencia de los 100 años estimados en que se degrada el plástico tradicional.

Otro punto a favor de estos popotes, es que, una vez utilizados, los productos pueden ser enterrados como composta, ya que tienen un proceso de descomposición similar al de cualquier fruta.

Pese a la utilidad de estos productos, es preciso mencionar que la mayor parte del éxito y la demanda de éstos proviene de mercados internacionales, como el estadounidense y el europeo.

Un artículo publicado en Verne, la sección de tecnología del diario El País destacó que Biofase se convertido en los últimos tres años, en la productora más grande de biopolímeros en Latinoamérica.

Esto debido a que tiene tres plantas ubicadas en Michoacán, las cuales manufacturan entre 300 a 400 toneladas de popotes biodegradables, y ahora está punto de incursionar en el mercado de los contenedores desechables.

Aguacate mexicano reconocido en el mundo

El diario español destapó que “la mayor demanda de estos productos proviene del extranjero. Según Scott, alrededor del 80% de sus productos se exportan a doce países, entre los que destacan Estados Unidos, España, Reino Unido y buena parte de Centroamérica”.

Prueba de ello, asegura Verne es una publicación de Reddit, que rebasó las 25 mil vistas y tuvo más de 300 comentarios, la cual aprovechó el incremento del consumo de aguacates por el Super Bowl,para virar la atención a Biofase.

Entrevistado por el citado medio, Munguía asegura que si negocio ha crecido, gracias a la demanda de consumidores que buscan otras alternativas al consumo de plástico, pues sus productos se obtienen de resina, elaborada con hueso de aguacate.

Respecto a cómo obtiene los desechos de este fruto, el empresario indica que colabora con empresas que desechan grandes cantidades de aguacate, pues según cifras del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria en Estados Unidos, México es el principal productor de aguacates en el mundo.

Asimismo, es preciso indicar que el costo de estos productos es otro punto a su favor, ya que es 30% menor al de los utensilios de plástico tradicional, lo cual es muy atractivo para los consumidores.

Vale destacar que, durante 218, Biofase redujo cinco veces el precio de sus popotes, lo que los hace más competitivos. “Yo soy optimista, creo que en cinco años más del 40% de los plásticos que usemos serán biodegradables”, puntualizó Munguía.

Con información de El País y El Financiero