No planeamos alza de impuestos ni gasolinazos: AMLO

- Por

Entre los grandes retos del presidente López Obrador se encuentra el de no aumentar el precio de los combustibles, el cual marcó los sexenios de sus dos predecesores y les valió la enemistad y el descrédito popular.

A pesar de la dificultad del reto, el titular del ejecutivo aseguró que no es necesario aumentar impuestos, ni que haya gasolinazos para lograr el desarrollo de México.

“Vamos a acabar con la corrupción, con la impunidad, porque de esa manera vamos a liberar muchos fondos para el desarrollo de México. No hace falta, ahora estoy más convencido que nunca, no es necesario aumentar impuestos. No es necesario que haya gasolinazos. No es necesario endeudar el país. ¡Nada de eso!. Sólo depende de acabar con la corrupción y con la impunidad, que no se roben el dinero del presupuesto, que es dinero del pueblo”, dijo el mandatario.

Durante la entrega del Programa Crédito Ganadero a la Palabra en Salto de Agua, Chiapas, López Obrador afirmó que dicha entidad será una de las que tendrá mayor inversión pública para los programas de desarrollo social y el bienestar de las familias, con un monto que ronda los 27 mil millones de pesos.

“Vamos a apoyar mucho a Chiapas. Es de los estados que más apoyos va a recibir de estos programas de bienestar, alrededor de 27 mil millones de pesos se van a invertir en Chiapas. En todas las casas donde vive la gente humilde, la gente pobre de Chiapas, va a haber apoyo del gobierno, ese es mi compromiso”, aseveró.

Previamente, la titular de la Secretaría de Bienestar, María Luisa Albores, que el programa Sembrando Vida arranca con fuerza en Chiapas, su estado natal, donde se destinarán 200 mil hectáreas de 83 municipios para la plantación de árboles frutales y maderables.

Más de 80 mil agricultores, comuneros o pequeños propietarios se verán beneficiados con el pago de 5 mil pesos mensuales por el trabajo desempeñado durante ocho horas de lunes a sábado.

Los aumentos de Peña y Calderón

A inicios de octubre de año pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), informó que la gasolina Magna pasó de costar 10.8 pesos por litro al inicio del sexenio a 19.2 pesos cada litro de combustible al cierre de la administración.

Lo anterior quiere decir que durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, los consumidores resintieron en sus bolsillos un aumento de 8.4 pesos por litro de combustible, o bien, vieron un aumento de 77 por ciento en el precio de la gasolina en términos nominales.

Además, la deuda pública al inicio de sexenio de Peña Nieto era de 37 por ciento en proporción al PIB y al cierre de la administración la deuda cerró en un nivel de 45 por ciento, es decir, un aumento de 8 por ciento.

En el sexenio del expresidente Felipe Calderón, el costo de la gasolina Magna aumentó 69.6 por ciento; la Premium 44.7 por ciento; pero el combustible que más subió durante el sexenio calderonista fue el diesel, ya que tuvo un alza de 106.4 por ciento.

De acuerdo con el informe Análisis de los precios y de los subsidios a las gasolinas y el diesel en México, 2007-2013, realizado por la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados (DGSDIA),en el periodo que va del 1 de enero de 2007 al 31 de diciembre de 2012, el precio del litro de Magna pasó de 6.76 a 11.47 pesos, el de Premium de 8.31 a 12.03 pesos, mientras que el diesel aumentó de 5.73 a 11.83 pesos por litro.