Inexistente el manifiesto de impacto ambiental de la refinería en Dos Bocas

- Por

A días de que inicie la licitación para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, ninguna dependencia del Gobierno Federal ha presentado la solicitud de Manifestación de Impacto Ambiental, que es uno de los requisitos que se deben realizar en una obra de esta magnitud.

Desde diciembre del año pasado que fue anunciada la construcción de la refinería, hasta febrero de este año, ninguna dependencia del Gobierno ha ingresado el proyecto de Dos Bocas para que sea sometido a consulta y se inicie el proceso de evaluación ambiental, según una investigación publicada por Animal Político.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dicho procedimiento de impacto ambiental debe ingresarse ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

Según la Semarnat en su artículo 40, la Manifestación de Impacto Ambiental sebe ser competencia de la ASEA, como también lo señala el artículo 3 de la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos.

Sin embargo, en ninguna de las últimas 7 ediciones de la Gaceta Ecológica de la ASEA, ha sido incluido el proyecto de la refinería para su análisis.

Sumado a esto, la ASEA reconoció que el análisis ambiental sí es de su competencia, pero destalló que no se ha ingresado algún trámite con el proyecto de Dos Bocas. Incluso el comité de transparencia de la Agencia respondió que, tras una búsqueda exhaustiva en sus archivos físicos y digitales, así como expedientes y bases de datos, no se ha encontrado ninguna información.  

Esto sucede aun cuando la Ley de Hidrocarburos señala que la ASEA debe emitir la regulación y la normatividad aplicable en materia de seguridad industrial y operativa, así como de protección al medio ambiente de la industria.

Aunado a que el artículo 129 de la Ley detalla que la Agencia deberá aportar los elementos técnicos para el diseño y la definición de la política pública en materia de energía, de protección al medio ambiente y recursos naturales.

INAI pide transparencia

Durante el pasado mes de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que sería en marzo de 2019, cuando arrancaría la licitación para construir la refinería, sin embargo, sumada a la inexistencia de información con respecto al impacto ambiental, tampoco existen datos que detallen cuál será el costo y beneficio del proyecto.

Debido a esto, el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dar a conocer el documento que informe sobre el costo y beneficio de inversión del proyecto “Reserva para Ingeniería, Procura y construcción de la Nueva Refinería Dos Bocas en Paraíso, Tabasco.”

Esto se da luego de que un particular solicitará vía transparencia la información sobre la refinería, de la cual la SHCP señaló como “inexistente”, debido a que no se encontró ningún proyecto con el nombre de “Refinería de Dos Bocas, Tabasco”.

Ante esto, el pleno del INAI ordenó a la Secretaría de Hacienda que realice una búsqueda más amplia, ya que sí existe un proyecto de inversión de infraestructura.

Por su parte, el comisionado del INAI, Joel Salas Suárez señaló que el caso de la refinería puede ser un paradigma de la “transparencia total” a la que se comprometió el presidente de la república.

“Todas las autoridades competentes en el caso Dos Bocas podrían proporcionar información pública sobre cada etapa del proyecto para tener un lenguaje común y vislumbrar la posibilidad de zanjar el debate.”

Sin embargo, mientras se debate si existe o no información ambiental y de inversión sobre la obra que costara más de 8 mil millones de dólares, desde noviembre del año pasado el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), denunció el desmonte de 300 hectáreas de selva y manglares en la zona de la obra.

Esto derivó en una multa de 13 millones 900 mil pesos a la empresa SCCA, impuestos por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente el pasado 29 de enero, quien además determinó que la compañía responsable debía trazar un programa de reforestación de 82.2 hectáreas.

Por su parte, el presidente López Obrador dijo que pese a la multa, dicho proyecto seguiría adelante debido a que se requiere alcanzar el compromiso de la Refinería que lleve al país a dejar de importar gasolina del extranjero.

Con información Animal Político y El Economista