Netflix confirma nuevas oficinas en México, un duro golpe a Televisa

- Por

Los dueños de la empresa de streaming más poderosa del mundo se sorprendieron con sus cifras en México. Resulta que los mexicanos son los mayores consumidores de Netflix en el mundo y siete de cada diez personas tienen contratada una cuenta para disfrutar de este servicio. Los nacionales ven series, películas y documentales de esta empresa en sus casas, sus computadoras y más que nada en sus teléfonos.

Esta cifra no pasó desapercibida y Netflix ha generado un gran evento en la capital del país para contarle al mundo que está por estrenar oficinas en México. Saben que en este territorio tienen control total de los nuevos contenidos y la noticia le pega de nuevo a los canales de televisión abierta que han padecido ya de este favoritismo de los locales por series como House of Cards o Club de Cuervos. Para Televisa y Tv Azteca, los récords de Netflix solo significan una cosa: pérdida de consumidores.

La noticia cae de maravilla para los fanáticos de esta plataforma. Después del éxito de Roma y La casa de las flores, Netflix ha comprendido que la meca para los contenidos en español está en México, y que esta tendencia impregna a las audiencias de latinoamérica: el mercado más deseado por los titanes del entretenimiento vía streaming. Ya se han confirmado más de 50 nuevas producciones, muchas de ellas con catálogo de actores mexicanos, que competirán directamente con el cine mexicano tradicional y las televisoras tradicionales.

Su oferta en México va desde series sobre fútbol y narcotráfico, pasando por telenovelas con temáticas polémicas para la audiencia conservadora, hasta películas de gran calibre como lo último de Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro. Además, se ha anunciado un musical biográfico del actor Pedro Infante y una serie sobre la vida de la cantante Selena. Esto pone en aprietos al teledrama tradicional mexicano creado por Televisa, en donde se repiten fórmulas y narrativas hasta el cansancio.

Pero la tirada de Netflix también es económica. Ha sido justo en México, el país que más les consume, en donde no han subido las tarifas mensuales. Además, las nuevas oficinas que tendrá la empresa estadounidense están bastante cerca de Brasil, el segundo país que más consume Netflix en el planeta. Con los cariocas ya tienen acercamientos al transmitir la caricatura brasileña Hermano de Jorel y la novedosa serie de aventuras Super Drags. Por lo que se prevé un diseño estratégico para apoderarse del mercado latinoamericano.

En México la televisión ha vivido una crisis inmensa en las últimas décadas. Acostumbrados a consumir producciones de Televisa, los mexicanos han ido poco a poco abandonando los contenidos de entretenimiento trillados del gigante televisivo continental. A pesar de los esfuerzos por seducir a las nuevas generaciones, Televisa ha visto cómo nuevas empresas conquistan a su público. Pero no se han quedado atrás y ya se anuncia una alianza Netflix-Televisa para realizar parte de estos nuevos 50 proyectos.

Se ha informado sobre nuevas temporadas de la serie Narcos: México, además de una serie de cortometrajes llamada Río Bravo, dirigida por Gael García y que contará historias de la realidad fronteriza mexicana. La lista incluye cuatro nuevos filmes creados 100% por Netflix y una serie producida por mexicanos basada en el comic Chosen, del británico Mark Millar. Ante este gran anuncio, Televisa ha decidido unirse lo más posible para evitar pérdidas. El resto de creadores de contenido en el país aún evalúan sus movimientos.