Morena quiere prohibir las dañinas terapias de conversión | BREAKING

Morena quiere prohibir las dañinas terapias de conversión

- Por

El gobierno mexicano no ha querido pronunciarse de forma contundente respecto a la agenda gay. Para López Obrador, el tema no es tan prioritario como la industria petrolera o el combate a la corrupción, pero sí fue el primer mandatario federal en la historia del país que menciona la defensa a la igualdad de género y la orientación sexual como tema de interés para su gobierno.

En el partido Morena, el que más fuerza ha obtenido después de las elecciones del 2018, se pretende ya crear una ley para prohibir actos de agresión para la comunidad homosexual en México. Se trata de una iniciativa para terminar con las problemáticas y dañinas “terapias de conversación”, en donde se agrupa a forzar a personas de la comunidad gay a abandonar sus preferencias. La mayoría de estas terapias son realizadas por grupos católicos-homofóbicos.

Pero el partido guinda no está solo en esta intención por respetar los derechos humanos de la comunidad homosexual en el país. Además de Morena, el partido Verde y Movimiento Ciudadano están trabajando en esta propuesta. Las responsables son tres senadoras: Citlali Hernández, Alejandra Lagunes y Patricia Mercado (esta última, excandidata presidencial).

El trío asegura que estas terapias deben ser consideradas delitos y se debe perseguir legalmente a los grupos y personas que fomentan esta actividad homofóbica.

No es difícil ver publicidad sobre estas terapias que prometen regresar a la heterosexualidad a los asistentes. La tendencia de estos grupos recae en la religión y han normalizado el discurso de odio ante la comunidad homosexual mexicana. Por lo tanto, las senadores aseguran que se deben de castigar a estas personas con hasta tres años de prisión por delitos de odio.

El problema es que aprobar esta propuesta depende también del voto panista. Los conservadores son el segundo partido más poderoso de la cámara alta y si llegaran a aliarse con el resto de partido podrían frenar esta iniciativa. Lo rescatable es que la solicitud para hacer ilegales estas terapias de conversión tiene el apoyo de tres fuerzas políticas, una de ellas es Morena, el partido más poderoso en la cámara de senadores. Esto podría generar una aprobación casi automática de la iniciativa.

Con esto, Morena quiere dejar bien en claro que se viene un paquete de iniciativas que habrán de defender los derechos y necesidades de la comunidad LGBT en México. Recordemos que en sexenios anteriores se fue relegando e ignorando las peticiones de esta comunidad, asegurando que había temas más urgentes en las cámaras legislativas. Con esto, el gobierno de López Obrador habría de avanzar poco a poco en la defensa de la comunidad LGBT en el país.