Morena quiere fijar precios en medicinas para evitar abusos

- Por

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) prevé que esta semana presentará una iniciativa ante el Congreso, para abaratar el precio de los medicamentos, mediante una regulación específica.

Dicha normatividad plantea la fijación de precios máximos para estos insumos, los cuales serían regulados por la Secretaria de Salud, en conjunto con la de Economía, esto para garantizar su acceso a toda la población.

Medicamentos para todos

La iniciativa se debe, a que, según cifras oficiales, en México los medicamentos alcanzan un valor tres veces más alto que en otros países de Latinoamérica, lo que impide que personas con bajos recursos puedan adquirirlos.

Tal es el caso del estudio The Big Pharma Proyect, que muestra las diferencias en el precio de los medicamentos utilizados para tratar diabetes, cáncer y VIH entre nuestro país y diversas naciones de Latinoamérica.

La investigación reveló que medicamentos de mayor demanda, como los utilizados en padecimientos como diabetes tienen un costo promedio de 89 dólares en México, mientras que, en Guatemala, el mismo insumo cuesta sólo 31 dólares.

Ante este panorama, Morena aseveró que tomó en consideración cifras de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), las cuales remarcan que “casi la mitad del gasto en los hogares mexicanos para recobrar la salud corresponde a la compra de medicamentos”.

“A través de esta iniciativa, se propone establecer un mecanismo legal que sirva de marco al diseño de una política de precios de medicamentos patentados accesibles, a través de la intervención del gobierno federal que permita aplicar una política de precios con un enfoque social“, afirmó el organismo político en un comunicado.

Morena busca mejores precios

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) remarca en sus cifras que 53% del gasto de las familias mexicanas en servicios de salud, corresponde al rubro de la compra de medicinas.

Esta propuesta someterá a revisión los precios actuales y el procesamiento se hará anualmente o cuando las circunstancias económicas, técnicas o de valoración terapéutica lo ameriten.

Por su parte, la Canifarma, agrupación que reúne a los grandes laboratorios en el país, informó que fijará una postura ante el tema, una vez que Morena haga oficial la presentación de la iniciativa.

Vale indicar que, en octubre pasado, el presidente López Obrador señaló que presionaría a las cadenas farmacéuticas para que bajen sus precios; pues de lo contrario buscaría mejores ofertas entre sus competidores extranjeros.

Caso similar al que sucede actualmente con el gobierno estadounidense, el cual enfrenta una batalla con las farmacéuticas Pfizer y Sanofi por la reducción de precios en los medicamentos para tratar padecimientos cardíacos.