México quiere debilitar a los narcos paralizando sus fortunas

- Por

Una de las estrategias del gobierno federal para combatir el narcotráfico es ir detrás de sus finanzas, esto provocará mermas en sus ganancias y propiedades. La Estrategia Nacional de Seguridad establece que no habrá una confrontación armada en contra de los narcotraficantes, sino que se aplicarán operativos de inteligencia financiera.

El documento, que espera aprobación del Senado, detalla que: “Concentraremos nuestros esfuerzos en el dinero y en los bienes del narcotráfico, más que en los llamados objetivos prioritarios. Se creará una unidad policial especializada en la investigación de lavado de dinero (Guardia de Finanzas) y se orientará a la Policía Cibernética a la plena operatividad”.

Se aplicará un plan de 21 puntos coordinadas desde la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Los recursos incautados se ocuparán para programas de prevención social y reparación del daño.

El Plan de Estrategia Nacional también establece que: “Ya se ha derramado demasiada sangre combatiendo al narco en sus capacidades operativas. Concentraremos nuestros esfuerzos en el dinero y los bienes del narcotráfico, más que en los llamados objetivos prioritarios… A pesar de los cientos de miles de vidas perdidas, los miles de millones de dólares invertidos, los recursos consumidos y los sistemas de inteligencia y vigilancia empeñados en la ‘guerra contra las drogas’, el gobierno mexicano no ha podido derrotar a los cárteles y no hay perspectiva de que logre vencerlos en un tiempo estable“.

La estrategia carece de fundamentos criminológicos

También se considera lograr una inteligencia patrimonial. Generar datos estadísticos y mapas patrimoniales que identifiquen factores de riesgo. Esto permitirá encontrar y bloquear los activos de los narcotraficantes y de otros grupos criminales. El plan busca que se congelen cuentas que estén vinculadas a actividades ilícitas, financiamiento al terrorismo o proliferación de armas de destrucción masiva.

Según información de Excélsior, el investigador Martín Barrón, académico del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), aseguró que la Estrategia Nacional del Gobierno Federal demuestra que no cuentan con estudios sobre el fenómeno criminal y “se quieren basar en el perdón a partir de pensamientos religiosos”.

Agregó que en este plan se están despreciando los estudios del fenómeno criminal y el trabajo que han hecho otras instituciones. “Estamos hablando de un discurso seudo religioso, eso es problemático en una política criminal, porque todo lo que implica el análisis criminológico lo estamos dejando de lado, esto no sirve según ellos“.

Con información de Excélsior.