Llevan 17 años en prisión preventiva por un delito que no cometieron

- Por

Daniel García Reyes y Reyes Alpízar cumplieron recientemente 17 años en prisión preventiva. Hasta el momento las autoridades no les han dictado sentencia a pesar de que se les acusa de un delito que no cometieron. El colectivo Pena sin Culpa asegura que el tiempo que llevan en prisión preventiva ya rompió el récord mundial.

El 25 de febrero de 2002, Daniel García Reyes se dirigía a casa de su padre cuando lo detuvieron. Dos hombres a bordo de un vehículo particular lo interceptaron y le dijeron que lo necesitaban llevar a la Subprocuraduría de Justicia de Tlalnepantla, en el Estado de México, para que presentara su declaración por el delito de homicidio, informó Animal Político. Durante 14 horas estuvo incomunicado, posteriormente le dijeron que había una orden de arraigo por 30 días en su contra.

Ocho meses después, el 25 de octubre de 2002, detuvieron a otra persona. Reyes Alpízar estaba esperando el camión para dirigirse a su domicilio cuando lo detuvieron. También fue trasladado a la Subprocuraduría de Tlalnepantla, donde lo torturaron física y psicológicamente. Después también le informaron que lo mantendrían en arraigo. Los dos fueron acusados por el homicidio de una regidora de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México.

Exigen su liberación a Alfredo del Mazo

Desde 2017 diversos organismos como la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Instituto de Justicia Procesal Penal se han declarado contra esta medida ya que es una privación arbitraria de la libertad. Después de 17 años las autoridades ni los liberan ni aclaran cuál es su situación legal.

El colectivo Pena sin Culpa también ha señalado que las autoridades fabricaron a los culpables, además los torturaron, no les han dado sentencia y han pasado 17 años en prisión preventiva, a pesar de que la constitución establece que esta medida no puede sobrepasar los dos años.

En una conferencia de prensa, Pena sin Culpa también habló de cómo existen distintos casos de detenciones arbitrarias, por lo que la ONU pidió la inmediata liberación de los detenidos, la CIDH también se pronunciará y dará un informe sobre este caso.

Se exigió que el gobernador, Alfredo del Mazo, atienda las exigencias de liberación de ambas personas. Daniel García y Reyes Alpízar han vivido «falta de protección judicial y violaciones al debido proceso». Además, el Juzgado Primero Penal se ha negado a recibir las pruebas de inocencia de uno de los acusados, Daniel García se encuentra en una celda del penal de Barrientos en el Estado de México. Colectivos y organizaciones seguirán presionando para que sea liberado.

Con información de Animal Político.