Las ‘mañaneras’ se han convertido en una estrategia política de AMLO

- Por

Las conferencias mañaneras del presidente López Obrador no solo son una manera de informar sobre lo que se está haciendo en el gobierno, también se han convertido en una manera de ganar la agenda mediática, además de que reducen la capacidad de respuesta de los afectados por sus declaraciones.

Ahora implementará algo nuevo a esta estrategia, López Obrador dará este tipo de conferencias pero ahora al interior de la República, informó Forbes. La primera de ellas fue en Monterrey, el presidente estuvo acompañado del gobernador de esta entidad, Jaime Rodríguez. Obrador respondió toda clase de preguntas desde el desabasto de agua hasta problemas de movilidad, etcétera.

Más allá de informar y tener presencia en distintos estados, Forbes enumeró otras de las ventajas políticas de trasladar la conferencia a distintos estados.

Primero, López Obrador extiende su liderazgo a nivel nacional y no solo en la Ciudad de México. Asimismo, el rango de los problemas que conoce es amplio, ya que puede tratar desde temas muy grandes como la lucha contra el huachicol, hasta otros más cotidianos como problemas de agua o transporte en estados o incluso municipios. También refuerza su imagen como líder cercano a las preocupaciones de la población y obtiene mayor apoyo.

Con esta estrategia los temas ya no tienen que ser de preocupación nacional, se puede enfocar a intereses locales o regionales, lo que le da apertura a su agenda de información para que no solo se traten temas polémicos o fuertes de todo el país.

Son el punto central de su estrategia de comunicación

Si López Obrador busca dañar a la oposición, puede elegir la entidad o la región donde sus declaraciones causarán mayor reacción. El presidente seguirá innovando y creando estrategias para mantener un diálogo con los ciudadanos.

Aún si su popularidad decayera en un 10 o hasta 20 por ciento, aún habría mucho margen de maniobra. Hasta el momento no existe razón alguna por la que cambiar de estrategia, aunque tal vez a mediano plazo esto podría desgastar a la prensa y al propio López Obrador.

En los primeros dos meses de conferencias, se realizaron mediciones sobre los temas y reacciones de López Obrador. Se encontró que evade 30 por ciento de las preguntas que le realizan. A pesar de que asisten funcionarios públicos, es el presidente quien centraliza el mensaje. El tema que más ha tocado es el combate a la corrupción.

En estas también ha dado a conocer importantes temas como la creación de la Guardia Nacional, la explosión de Tlahuelilpan, la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y su esposo, el combate al huachicoleo, entre otros.

Con información de Forbes.