Kellogg’s en México: más azúcar y menos nutrientes

- Por

Sin que nadie se diera cuenta, la estadounidense Kellogg’s eliminó gran parte de los minerales y vitaminas de sus cereales vendidos en México. Lo anterior se supo gracias al informe «Compromisos nutricionales de Kellogg’s: ¿promesas en el aire» de la Fundación Changing Markets, SumOfUs y el ProyectoAliMente.

Kellogg’s incumple su compromiso con la nutrición.

De acuerdo con la investigación, las acciones que llevó a cabo Kellogg’s comprenden una violación al compromiso de las empresas de fortificar sus cereales con nutrientes específicos para las necesidades de la población de México. Se reportan carencias en nutrientes como el calcio, el hierro, el ácido fólico, la vitamina A y el zinc, afectando principalmente a los niños mexicanos.

Y es que Kellogg’s es el líder del segmento de cereales en el país, siendo el fabricante de cuatro de las cinco marcas principales consumidas por padres mexicanos para sus hijos. De acuerdo con información gubernamental, el 50% de los niños entre 3 y 12 años consumen el cereal como parte de su desayuno entre 2 y 3 veces por semana, mientras otro 37% lo consumen diariamente.

La organización dice que Kellogg’s se había comprometido con mejorar el contenido nutricional de sus productos, y cubrir el déficit en nutrientes como vitaminas A, B y D, Hierro, Calcio, ácido fólico y antioxidantes. Sin embargo, lo contrario es cierto, pues en los últimos cinco años, el contenido de estos nutrientes se ha reducido gradualmente.

«La fortificación de alimentos es una estrategia importante a desarrollar en el tratamiento de las deficiencias de micronutrientes y en la lucha contra la desnutrición«, mencionó el informe. De igual manera se recalcó que el mundo enfrenta retos como combatir el «hambre oculta y la obesidad en las comunidades de ingresos medios y bajos».

Los compran por nutritivos, no lo son tanto.

La mejora y fortificación de productos para mitigar la carencia de micronutrientes, ha sido una estrategia extendida en el sector de la salud pública. Hay programas que obligan a fortificar ciertos alimentos como la harina, la sal y el aceite con nutrientes a fin de reducir las deficiencias específicas de cada población. De igual manera, hay programas voluntarios, como es el caso de Kellogg’s, sin embargo, no están cumpliendo con su parte.

El estudio de Changing Markets descubrió que el 42% de los padres compra cereales porque sus hijos se los solicitan, mientras que el 33% lo hace por su valor nutrimental. Del 33% anterior, el 58% de ellos confía en la información proporcionada por el empaquetado de los productos, así como en lo promocionado a través del marketing.

La organización consideró que la estrategia llevada a cabo por Kellogg’s para promocionar sus productos como nutritivos, ha ayudado a comercializar mercancía con altos contenidos de azúcar, sal y grasa, que evidentemente, son poco saludables para los niños.

Crecer antes que nutrir.

El estudio destacó que Kellogg’s se había comprometido con la nutrición e incluso, gracias a la articulación de políticas de amplio alcance en la nutrición, mejoró su calificación en el Índice de Acceso Mundial a la Nutrición 2018 (Global Access to Nutrition Index en inglés). Sin embargo, no ha sido el caso en todos los nutrientes.

Destacan los casos de las vitaminas B, C y E que disminuyeron su proporción. De igual manera se registraron disminuciones en el hierro, que ha visto reducir su proporción en las cinco principales marcas de cereal, esto, a pesar de que la población mexicana tiene un déficit en el consumo de hierro.

Asimismo, se mencionó que estrategias llevadas a cabo por Kellogg’s como la creación de empaques de tamaños reducidos para llegar a grupos de menores ingresos, denota el objetivo real de la empresa, que antepone su crecimiento a su compromiso con la nutrición.

La organización concluyó que debido a la ausencia de bases científicas y logísticas, es correcto decir que la fortificiación de los cereales y los compromisos firmados, parecen ser simples «promesas en el aire».


Etiquetas: