Investigan a Eruviel Ávila por desfalco de 14,000 millones

- Por

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), 339 observaciones fueron realizadas al gobierno de Eruviel Ávila Villegas durante su gobierno (2011-2017). La ASF estima que estas irregularidades podrían haber derivado en un desfalco por 14 mil 131 millones 769 mil 665 pesos.

Más de 14 mil millones desaparecidos.

En resumidas cuentas, el dinero fue utilizado más no se emitieron comprantes por dicha acción, ni fue devuelto a la Tesorería de la Federación. Este dinero fue utilizado para pagar anticipos de obras que nunca se realizaron, a empleados que no existieron, para pagar bonos a sindicalizados y para pagar a policías que fungieron como escoltas de exfuncionarios o bien para transferirse a otras cuentas. Se desconoce claramente, cuál fue el uso preciso de estos recursos.

2015 fue el año que más irregularidades registró. La ASF detectó movimientos por 4 mil 465 millones 211 mil 281 pesos que pudieron haber sido desfalcados de las arcas. En 2016 la cantidad fue de 3 mil 134 millones y en 2012, 2 mil 522 millones de pesos.

Eruviel Ávila dejó su puesto como gobernador en diciembre de 2017, en medio de una victoria llena de irregularidades para el PRI. Posteriormente ocuparía el puesto de presidente del Revolucionario Institucional en la Ciudad de México. Finalmente, renunció al puesto en diciembre de ese mismo año y se convirtió en vicecoordinador de José Antonio Meade en la carrera presidencial.

Después de la estrepitosa caída del PRI en las elecciones de 2018, Eruviel Ávila logró posicionarse dentro del Senado como plurinominal. Desde su llegado ha querido aparentar ser cercano e incluso informa diariamente sobre su trabajo a la gente. Sin embargo, su legado en el Estado de México es un tanto menos alentador: homicidios, pobreza, inseguridad y corrupción.

Muchas acusaciones, ninguna investigación.

Una investigación realizada por Leonardo Núñez González, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y publicada en Sin Embargo, dio como resultado que el Estado de México figuraba como la tercer entidad con más irregularidades entre 2011 y 2015 ante la ASF, sólo detrás de Veracruz y Michoacán.

En total suman 339 observaciones para el gobierno de Eruviel Ávila y un posible desfalco superior a los 14 mil millones de pesos. Al detectarse el desvío de recursos en el movimiento de este dinero, avisó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) y al no recibir respuesta, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República.

La entonces Procuraduría y hoy Fiscalía, no ha realizado ninguna investigación respecto al destino de ese dinero. La única acusación que se está investigando en su contra, es por la asignación de notarías.

Un sexenio de auditorías.

Investigaciones realizadas por el medio digital Sin Embargo, determinaron que los desvíos se presentaron principalmente en el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud; el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal, los Recursos Federales Transferidos para la Educación Superior de Calidad; los recursos para la Educación Superior de Calidad; en el Acuerdo de Coordinación entre la Secretaría de Salud del Estado de México y la Federal y en los recursos para el Fortalecimiento de la Educación Media Superior en el Colegio de Bachilleres. Asimismo, se registraron irregularidades en recursos de otros seis fondos.

Las principales irregularidades detectadas por la ASF se registran en la falta de comprobación en la erogación de los recursos, es decir, recursos no ejercidos, pero no devueltos. Parte de esos recursos fueron transferidos a otras cuentas o utilizados para la elaboración de obras inexistentes o incompletas. De igual manera gran parte de los recursos fueron utilizados en rubros no afines a los cuales estaban etiquetados.