Hay 23 familias multimillonarias en México gracias a Salinas

- Por

La crisis económica registrada en México a finales de 1993, tuvo dos caras muy dispares para nuestro país, pues disparó los niveles de pobreza al 69% de los mexicanos, mientras que incrementó la fortuna de 23 familias que se convirtieron en multimillonarias.

Un análisis del portal SinEmbargo.mx analizó los casos de los mencionados clanes, quienes obtuvieron sus fortunas con la compra del 63% de las empresas públicas que remató el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

Millonarios de la era Salinas

La publicación hizo hincapié en el recuento de multimillonarios de la revista Forbes; lista que en 1988, cuando Salinas ingresó al poder sólo tenía a la familia Garza Sada como única representante mexicana, pero que para 1994 ya contaba con otros 23 nombres.

Todo comenzó cuando más de la mitad de las 390 empresas con las que contaba el Estado en aquel momento, se privatizaron y desincorporaron; por lo que un grupo de empresarios realizó las compras correspondientes a buenos precios.

Así entre 1994 y 1995, el peso se desplomó 43% frente al dólar en ese periodo, las deudas de las empresas se dispararon, algunas quebraron debido a las altas tasas de los bancos, lo cual provocó inflación y desempleo.

En medio del caos, personajes como Carlos Slim, Ricardo Salinas, Roberto Hernández y Jerónimo Arango, por mencionar algunos, acreditaron la compra de ex empresas paraestatales, que florecieron con las condiciones comerciales posteriores a la crisis.

“Según Forbes al término del sexenio de Salinas ya aparecían más de 24 en la lista de los hombres más ricos del mundo. Esa familia (Sada) en el 88 tenía una riqueza de alrededor de dos mil millones, en 94 ya acumulaban 48 mil millones. De ese tamaño fue la transferencia de recursos por la política de entrega de bienes nacionales a particulares”, señaló el presidente López Obrador en su conferencia matutina, el pasado 21 de febrero.

Según el citado medio, la revista especializada en finanzas destacó que “entre 1993 a 1994, en el mundo el número de multimillonarios creció 15%, mientras que en el país (México) se incrementó casi 85 por ciento”.

Familias beneficiadas

Otro punto que permitió el florecimiento de dichas familias fue la firma del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) que contribuyó a la liberalización comercial y a la privatización de ciertos sectores.

Ante este hecho, López Obrador aludió a que la política neoliberal permitió pillaje, saqueo, y corrupción, por lo que se arraigaron prácticas de corrupción en el servicio público, mismas que perduraron durante décadas.

Entre los beneficiarios se encuentran: Carlos Slim Helú que compró Teléfonos Mexicanos, Ricardo Salinas Pliego con TV Azteca, Roberto Hernández Ramírez con Banamex, Roberto González Barrera con Banorte, Alberto Baillères González y Jorge Larrea Ortega, quienes fueron acreedores de una concesión minera en Sonora, entre otros.

Según especialistas consultados por SinEmbargo.mx, las condiciones de compra fueron permitidas debido al “proteccionismo estatal y la crisis económica de la década de los ochenta que provocó venta y unión de filiales, así como en la fuerte relación entre gobierno y sector privado”.

El citado medio hace hincapié en la facilidad con las que estas empresas incrementaron sus ganancias durante 12 meses, dado el desorden económico que se vivía en México, el cual finalmente favoreció a familias como los Zambrano, Slim, Azcárraga, Peralta, Arango, Baillères, Aramburazabala, González Nova, Molina Sobrino, Lozada Gómez, González Barrera, Cosío Ariño, Harp Helú, Martínez Güitrón, Franco Macías y la familia Peñaloza.

Lee el reportaje completo en SinEmbargo.mx