Estados Unidos va por la captura de dos hijos del Chapo Guzmán

- Por

Los hermanos Joaquín y Ovidio Guzmán López, hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, fueron acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

Joaquín de 34 años de edad y Ovidio de 28 años, son señalados por la distribución de cocaína, metanfetaminas y marihuana en territorio estadounidense, entre el 2008 y 2018.

De acuerdo con datos del diario El Universal, este caso fue introducido a la Corte de Washington desde abril de 2018, la cual se mantuvo sellada hasta la semana pasada y días después de que la Corte de Brooklyn declarara culpable a Guzmán Loera por 10 delitos.

Sin embargo, a diferencia de su padre, Joaquín y Ovidio solamente son acusados por el delito de narcotráfico: derivado de la presunta distribución de al menos cinco kilogramos de cocaína, 500 gramos de metanfetaminas y mil kilos de marihuana.

Según información del Departamento de Justicia de Estados Unidos, se cree que los hermanos Guzmán López están fugitivos en territorio mexicano y, se han comenzado a realizar los requerimientos para que ambos sean extraditados al momento de que sean detenidos: de ser declarados culpables podrían enfrentar una condena de 20 años en prisión o cadena perpetua.

Según información del diario mexicano, el equipo de la fiscalía que trabaja en las acusaciones contra Joaquín y Ovidio, se encuentra integrada por Anthony Nardozzi, uno de los abogados que participó con la fiscalía en el juicio contra El Chapo Guzmán.

La historia del Chapo y la de su dinastía continua en Estados Unidos

Las acusaciones contra los hijos del fundador del Cártel de Sinaloa se dan luego de que el pasado 12 de febrero, Joaquín Guzmán Loera fuera declarado culpable por 10 delitos, en el llamado “juicio del siglo”, el cual también se ha dado a conocer podría repetirse derivado de unas declaraciones hechas por un miembro del jurado.

Esta misma semana el medio estadounidense Vice News, publicó una entrevista hecha a uno de los 12 miembros del jurado que declararon culpable al narcotraficante mexicano.

Según declaraciones del entrevistado, seis miembros del jurado habrían violado las órdenes del juez Brian Cogan, de no seguir el caso en los medios de comunicación durante la realización del juicio.

De acuerdo con lo publicado por Vice News, los miembros del jurado entraban a las cuentas de Twitter de los periodistas que realizaban la cobertura del juicio.

Esta situación podría ocasionar que el “juicio del siglo” fuera cancelado y tuviera que procesarse uno nuevo. Sumado a esto, Jeffrey Lichtman, abogado defensor de Guzmán Loera, se dijo preocupado de que el jurado haya ignorado las órdenes del juez Cogan; recordando también que la defensa del narcotraficante mexicano tiene hasta el 25 de junio para apelar la declaratoria de culpabilidad.

Tanto el Chapo Guzmán como sus hijos continúan alimentado las acusaciones emitidas por el Gobierno de Estados Unidos, aunado a los señalamientos hechos contra Joaquín y Ovidio Guzmán López, otro hijo del fundador del Cártel de Sinaloa, Jesús Alfredo Guzmán Salazar fue acusado en 2014 por delitos de narcotráfico y actualmente figura entre los 10 fugitivos más buscados por la DEA.

Incluso durante el juicio contra Guzmán Loera, los nombres de los hermanos Alfredo e Iván Guzmán también fueron mencionado por el narcotraficante mexicano Dámaso López Núñez, conocido como “El Licenciado”, mismo que señaló a los hijos del Chapo de ser los responsables del asesinato del periodista Javier Valdez.