Empresas españolas se apoderaron de la banca y electricidad en México

- Por

Los últimos años de gobiernos priistas y panistas abrieron totalmente las puertas para que las empresas extranjeras tuvieran participación clave en la vida económica de México. Bajo la alerta de que se necesitaban recursos multimillonarios transnacionales para evitar que la CFE o Pemex quebraran como empresas, España fue uno de los países más beneficiados. Todo esto lo ha revelado el periodismo independiente y ahora el gobierno de López Obrador suma datos para verificar que las empresas españolas fueron consentidas en nuestro país.

Los ejemplos sobran y hace unos meses estalló el escándalo cuando el partido guinda decidió cortar de tajo con las elevadas comisiones bancarias en México. Los banqueros rápidamente pusieron en jaque al gobierno con represalias para frenar la iniciativa en las cámaras legislativas. Buena parte de los inconformes fueron los bancos Santander y BBVA Bancomer, ambos con su central en España.

Desde ahí se supo que el territorio mexicano resultó un paraíso para los banqueros del mundo, quienes siguieron invirtiendo fuerte en gobiernos como el de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, al punto de que México es el país que genera más del 40% de las ganancias mundiales de bancos como Santander. Además, este banco ha tenido condonaciones de impuestos por parte del SAT por más de 12 millones de pesos tan solo en 2017. Pero no son los únicos titanes españoles beneficiados.

En BBVA también se han beneficiado con su apoderamiento del banco nacional Bancomer. Los poderosos de Bilbao han encontrado en México un territorio ideal para elevar sus fortunas internacionales. Uno de sus líderes, Francisco González fue el banquero más cercano a Enrique Peña durante su sexenio; incluso fue un firme defensor de las intenciones del PRI por mover sus reformas estructurales, lo que terminó beneficiando al banco español.

En el sector eléctrico también hay titanes empresariales españoles beneficiados en México. El poder que han acaparado empresas energéticas como Iberdrola es curioso, después de que Felipe Calderón abriera las puertas del país a esta transnacional y luego formara parte de su consejo asesor cuando terminó su sexenio. Son un puñado más de empresas españolas que prácticamente controlan la producción, el abasto y la distribución de la energía eléctrica en el país.

Los ibéricos han encontrado en nuestro país el gran territorio para ampliar sus ganancias, al punto en que en 2020 Iberdrola podrá controlar fácilmente la producción en nuestro país respecto a lo que trabajan al año en su país matriz. Actualmente tienen un dominio del 20% total de la energía eléctrica que se mueve en territorio mexicano, gracias a los primeros acercamiento con Felipe Calderón y el total control que se les concedió con la reforma energética de Enrique Peña Nieto.

El otro gran descubrimiento es que dentro del sector energético mexicano en donde las empresas españolas tienen participación hay gran aporte de acciones también españoles. Santander y BBVA son grandes grupos accionistas de empresas ibéricas en nuestro país, como Iberdrola, según información de La Jornada. Otra de las grandes beneficiadas de este país es Naturgy, una empresa con sede operativa en Barcelona y sede social en Madrid.

Del total de inversión extranjera en el sector eléctrico de 2006 al 2015 (principios del PAN y finales del PRI), las empresas españolas se llevaron el 38%. Esto deja bien claro que hay una nación en especial que ha sido consentida por al menos dos sexenios en cuestión bancaria y energética. Mientras el nuevo gobierno intenta frenar este avance desmedida, los expresidentes continúan negando las acusaciones o en total silencio.

Mira toda la información en esta nota de La Jornada.