Los divorcios en México aumentan a niveles históricos: Inegi

- Por

Se acerca una de las fechas comerciales más famosas entre personas en una relación. Febrero es conocido como el mes del amor y prueba de ello son los restaurantes llenos, las citas masivas y la compra titánica de rosas, flores o algún otro regalo. Pero la realidad es que los mexicanos han tenido más tendencia a terminar una relación amorosa que a mantenerla. La cifra de la gran encuestadora del gobierno mexicano indica que ya no hay tantos matrimonios en el país.

El Inegi informa a pocos días del 14 de febrero, quizá como una sutil curiosidad, que el número de matrimonios en México ha descendido en un 10%. Todo esto respecto a las cifras que arrojó la misma encuestadora nacional en el 2012, cuando se registraron 584,000 matrimonios al civil en un país que vivía el primer año del regreso del PRI a la presidencia. Pero hasta el 2017, la cifra de mexicanos que se casaron dentro del país se redujo hasta 526,000, una cifra bastante baja.

Gran parte de esta baja de uniones civiles entre dos personas se debe también a otra tendencia, aseguran. Si bien el divorcio también ha ido en ascenso en México, la realidad es que cada vez más parejas jóvenes deciden vivir en unión libre. Recordemos que nuestro país aún está sujeto a férreas tradiciones católicas, por lo que aún se exige en ciertas zonas del país que una pareja se case por la iglesia y luego por el civil para dejar bien en claro la unión entre dos personas. Es por eso que la unión libre no le permite al Inegi saber realmente si los mexicanos se casan menos o simplemente no lo informan al gobierno.

Lo cierto es que los procesos de divorcios hoy son muchos más que hace un sexenio. De cada cien uniones matrimoniales, poco más de 27 terminan en divorcio. Otro dato que revela el Inegi son las causas que hacen que una pareja decida ya no vivir en conjunto. En principio se encuentran las separaciones voluntarios de un lado, es decir, una persona decide no seguir con otra: esta práctica representa el 54% del total. Después sigue el consentimiento entre ambas partes (36%) y la separación por abandono (3.4%).

Los factores que pueden provocar estas separaciones van desde infidelidades, pasando por problemas de pareja, hasta abandono, violencia o abuso físico-verbal. Inegi también muestra que una buena parte de las uniones libres en México se dan a partir de los 15 años y que son cada vez más las personas mayores de sesenta años las que están divorciadas o en un proceso de separación. Esto último aplica más a las mujeres (41%) que a los hombres sextagenarios (18%).

Pero regresemos al tema de los mexicanos casados a los 15 años. En principio, son menores de edad y el asunto es ya de por sí preocupante. La tendencia indica que se trata de parejas jóvenes que tuvieron un hijo a edad temprana, lo que generó o un matrimonio o una unión libre. Entre personas entre quince y 19 años, la tendencia actual es renunciar a las bodas en iglesia y las uniones civiles para dar paso a una unión que no queda registrada ante ninguna institución o autoridad. En tan solo diez años hay un aumento drástico del 17% en uniones libres.

Estados con tradición católica como Puebla o Oaxaca registran menos divorcios por cada 100 matrimonios (14 en el caso poblano y 7 en el caso oaxaqueño). Mientras tanto, las parejas mexicanas que más se divorcian están en Campeche (57 divorcios por cada cien), Nuevo León y Aguascalientes (57 y 56 de cada cien, respectivamente). La mayoría de las parejas mexicanas inicia trámites de divorcio hasta pasados los cuarenta años de edad.

Otros datos interesantes:

1. Los divorcios se dan generalmente entre personas con educación media superior.

2. El abandono sin justificante por más de tres meses es motivo suficiente para divorciarse.

3. Más de 600 parejas se divorcian al año por motivos de violencia.

4. Las ciudades que registran más divorcios por infidelidad son Zapopan y Guadalajara.