Hay un desfalco por 378 millones en Diconsa

- Por

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) descubrió en la Cuenta Pública 2017, un posible esquema de triangulación de recursos en Diconsa, parecidos a los detectados en la “Estafa Maestra”, de la que podría haber un desvío de más de 378 millones de pesos.

De acuerdo con el informe de la ASF, Diconsa otorgó convenios a dos universidades que a su vez subcontraron a empresas privadas, para la realización de servicios de los cuales no se pudo comprobar que hayan sido cumplidos plenamente.

Diconsa es un organismo que depende la actual Secretaría de Bienestar, antes Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y se encarga de hacer llegar los productos de la canasta básica a las comunidades con mayor marginación en el país.

Sin embargo, el informe publicado por la Auditoría detalla que en el año 2016 y 2017, Diconsa suscribió convenidos con la Universidad Autónoma del Estado de México y con el Instituto Tecnológico Superior de Cosamaloapan, a fin de que realizaran diversos trabajos administrativos y de gestión de datos.

La Auditoría Superior de la Federación confirmó que ninguno de los dos institutos de educación superior contaba con la capacidad técnica, material y humana para el cumplimiento de las tareas que se les encomendó:

“Se constató que es improcedente e indebido, toda vez que dicho fondo no contaba con las atribuciones y facultades jurídicas para celebrarlo al estar en proceso de extinción y liquidación”

Asimismo, esta situación provocó que desde el inicio de los convenios no se obtuvieran las mejores condiciones en cuanto al precio y calidad del trabajo, es decir, los funcionarios que entonces estuvieron al frente del organismo no se cercioraron de que las instituciones educativas y las empresas tuvieran la capacidad de cumplir.  

Sumado a esto, ambas instituciones tuvieron que subcontratar a tres empresas para la realización de los servicios acordados, a la cuales no se les identificó, lo que contradice lo dispuesto en la Ley de Adquisiciones, Arreendamientos y Servicios del Sector Público.

Las irregularidades detectadas por la ASF señalan un convenio que pudo haber provocado un daño en el erario por 196 millones 900 mil pesos, por el pago a las empresas subcontratadas, que nunca comprobaron el cumplimiento del trabajo.

Este mismo esquema se pudo haber repetido en al menos tres ocasiones, ya que, según la ASF existen otros malos manejos por 128 millones 348 mil pesos, 44 millones 967 mil pesos y 8 millones 349 mil pesos.

Estos presuntos desvíos forman parte los esquemas de triangulación de recursos descubiertos por la ASF, desde distintas dependencias del gobierno de las cuales se calculan irregularidades por 730 millones 385 mil pesos.

Algunas de dependencias señaladas son: la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), la Secretaría de Agricultura Desarrollo Rural, Pesca y alimentación (Sagarpa) y Pemex Exploración y Producción.

Con información de La Jornada  y ADN Político