Se reactiva la histórica pelea entre AMLO y Felipe Calderón

- Por

El tabasqueño no ha perdido esa costumbre de soltar acusaciones a sus rivales políticos. Lo hacía desde que era perredista y luego cuando fundó Morena, su partido que ganó buenas vacantes en las pasadas elecciones. Ahora como presidente, López Obrador se lanzó contra Felipe Calderón por un supuesto conflicto de interés. El michoacano rápidamente explotó en contra del tabasqueño.

Todo esto se dio en la mañana del lunes, cuando el presidente mexicano señaló que un expresidente tenía una participación dudosa en una empresa extranjera que le vende electricidad a la CFE. El conflicto llegaría, según Obrador, porque el gobierno calderonista cedió buenos contratos a la empresa Avangrid como filial, en donde Calderón después fue miembro de su consejo. Para el tabasqueño, todo esto es un signo grave de corrupción y un claro conflicto de interés.

El hombre que iniciara la guerra contra el narcotráfico respondió en redes sociales, como es su costumbre. “Categóricamente rechazo que en mi relación con empresas globales haya incurrido en tráfico de influencias, conflicto de interés, y mucho menos, en actos corrupción. Quien afirma está obligado a probar y no hay derecho a calumniar personas o empresas sin fundamento”, dijo Felipe Calderón. Todo esto derivó en una invitación a tener un debate público.

Lo cierto es que López Obrador tiene una parte de razón. Calderón fue presidente del 2006 al 2012 y durante esa época la empresa mencionada recibió algunos subsidios como filial de la española Iberdrola. Después, ya como expresidente, el michoacano se unió al consejo de esta empresa estadounidense que se dedica a la generación de energía hidroeléctrica y la distribución de gas natural. Pero el michoacano asegura que todo esto ocurrió de manera legal, citando una ley que no le permite acceder a este tipo de cargos al menos un año después de abandonar la presidencial.

Calderón afirma que entró al consejo de Avangrid en el 2016, es decir, cuatro años después de que concluyera su sexenio. El michoacano continuó en este consejo hasta hace dos semanas, algo que dejó bien claro López Obrador en su conferencia mañanera, dejando en claro que su tono crítico de tiempos opositores continúa. Recordemos que fue precisamente duro con Felipe Calderón, después de acusarlo de haberle robado la presidencial hace doce años. Así que la cúpula conservadora reaccionó bastante molesta.

Al conflicto entre presidenciales entró Vicente Fox. El ahora adicto al fracking y la industria de la marihuana considera que López Obrador se ha lanzado a criticar los sexenios panistas sin fundamentos. “Para engañar a sus seguidores (AMLO) sigue actuando con gran deshonestidad”, lanzó el guanajuatense que gobernó al país a la entrada del siglo veintiuno. Este último no se incluyó en el debate que solicita Felipe Calderón, un hombre bien educado en oratoria.

Calderón continúa señalando que su participación como presidente de México y después como miembro de Avangrid no es nada ilegal. Para retar aún más al presidente, el michoacano lo invitó a mostrar pruebas de algún conflicto de interés detectado o alguna prueba de supuesta corrupción a su paso por ambos cargos.  “La ley prohíbe aceptar cargos durante un año posterior al término del ejercicio del servidor público. Mi pertenencia a su consejo tuvo lugar entre 2016 y 2018”, dijo.