Mancera le dio 49 millones a una empresa que tapaba baches en el océano 😮

- Por

Durante los últimos meses de la anterior administración del Gobierno de la Ciudad de México, la Agencia de Gestión Urbana (AGU) entregó más de 49 millones de pesos a una empresa que fue contratada para tapar los baches que existen en las avenidas de las 16 alcandías de la capital, pero solo cumplió con el 15% del trabajó y reportó haber bacheado en el Océano Pacífico.

La empresa Tecnología Urbana Aplicada S.A. de C.V. fue contratada en el 2018 por la AGU para que tapara los 97 mil metros cuadrados de baches que se calculan que existen las calles de la ciudad.

Sin embargo, la empresa High Quality Intergrated Systems S.A. de C.V, que fue contratada el 30 de julio de 2018, por 2 millones 843 mil pesos por la AGU, para que fungiera como supervisora de las obras que Tecnología Urbana Aplicada debía realizar, reportó las irregularidades y el incumplimiento del trabajo de dicha empresa.

Simulación y baches en el Océano

De acuerdo con una investigación de Animal Político, Tecnología Urbana Aplicada fue contratada para realizar el trabajo de bacheo entre el 3 de agosto y el 1 de noviembre de 2018. Mientras que High Quality fue contratada como supervisora de la calidad del material usado y de los trabajos realizados.

Según lo estipulado la Ley de Obras de la Ciudad de México, la empresa supervisora está obligada a reportar las anomalías y a autorizar lo pagos que, en este caso la AGU entregó a Tecnología Urbana Aplicada.

Ante esto, High Quality documentó en su reporte varias irregularidades que la empresa encargada de las obras hizo durante el periodo de labores.

En un oficio con fecha del 15 de octubre que la supervisora entregó al entonces jefe de la Unidad de Bacheo de la AUG, José Antonio Ruiz Maldonado, hizo del conocimiento que los baches que se habían tapado un día antes, ya estaban desgranados.

High Quality señaló en su reporte la presunta utilización de materiales de mala calidad y su deficiente aplicación, además de la falta de capacitación en la mano de obra, lo cual fue demostrado mediante fotografías y videos.

Algunas de las calles en donde se ha reportado el desgrane de los baches son las avenidas De las Torres, Circunvalación, Ermita, Guelatao, Estrada, Sonora, Ceylán, entre otras.

Asimismo, la supervisora denunció en otro oficio con fecha del 20 de diciembre que, de los 97 mil metros cuadrados de baches, Tecnología Urbana Aplicada sólo completó 15 mil metros cuadrados, es decir, el 15% de lo acordado.

De acuerdo con otro reporte de High Quality, la empresa bacheadora había reportado 22 mil 912 baches tapados, de los cuales se comprobó que el 29% ya habían sido tapados y pagados en otros contratos anteriores, mientras que otros 6 mil 235 baches no existen o fueron inventados.

Y otros de los 6 mil 648 se logró corroborar que sí fueron tapados, pero por la mala calidad del material ya se volvieron a hacer los baches.

Además de que los reportes que Tecnología Urbana Aplicada presentó para “acreditar” la realización del trabajo, utilizó coordenadas que debían corresponder a las calles Emiliano Zapata y Puente Urrutia, en Xochimilco, pero en realidad condicen a un punto del Océano Pacífico.

Falsificaron firmas en el contrato

El contrato que la AGU pactó con Tecnología Urbana Aplicada fue por 49 millones 977 mil pesos, y estipulaba que además del trabajo de bacheo la empresa tenía que usar vehículos con un máximo de tres años en uso.

Pero High Quality también denunció que la empresa estaba utilizando “vehículos chatarra” para transportar material y bases de taxis para almacenar los costales, además de que los empleados no contaban con seguridad social ni con los elementos básicos de protección.

Han utilizado taxis, camiones de volteo, camionetas de redilas, vehículos particulares, motonetas, y hasta carretillas, los cuales son vehículos chatarra que no cumplen con las especificaciones contratadas”, reportó la supervisora, aunado a que también comprobó la utilización de vehículos oficiales del Gobierno capitalino.

Por todo lo anterior, la supervisora pidió por escrito el 17 de octubre al entonces director de Mejoramiento de la Infraestructura Vial de la AGU, Ricardo Jaral Fernández, que interrumpiera los pagos a Tecnología Urbana Aplicada.

Sin embargo, la empresa contratista terminó recibiendo el pago de los más de 49 millones de pesos.

Según la investigación, High Quality denunció ante la contraloría de obras de la Ciudad de México que sus firman como empresa supervisora fueron falsificadas tanto en las estimaciones de pago como en el acta final de entrega-recepción de la obra.

De igual manera, la supervisora presentó el 04 de diciembre, otra denuncia ante Toshimi Jacob Ibarra, director de atención de fiscalización de la AGU, por la falsificación de la firma de su representante en otro documento.

Ante este hecho, Tecnología Urbana Aplicada aseguró que las rubricas en las estimaciones de pago y en el acta final fueron presentadas como “firmas por ausencia”, argumentándolo como una práctica legal, aunque el Prontuario Normativo de la Administración Pública de la Ciudad de México establece que un funcionario sólo puede sustituir en sus funciones a otros funcionarios de menor rango, pero no a una empresa, ni a una persona física.

Otra irregularidad es que Tecnología Urbana Aplicada S.A. de C.V. fue se encuentra ante el registro público como una empresa que se dedica a organizar actos promocionales y campañas publicitarias con edecanes y actores, pero no se encuentra dentro del padrón de proveedores de la AGU.

Lee la investigación completa en Animal Político


Etiquetas: