AMLO hará una universidad en la ciudad favorita de El Chapo

- Por

Hay que elevar la mirada cuando se quiere ver en dónde concentró su poder el cártel del narco más poderoso de México. Todo se apuntó en el norte de México: territorio árido, amplio e ideal para instalar la producción y distribución de droga más colosal que se haya visto hacia Estados Unidos. Fue precisamente en la ciudad de Badiraguato, en Sinaloa, donde El Chapo Guzmán concentró su mayor poder hasta hace algunos años. Ahora el gobierno mexicano quiere apoyar al pueblo más golpeado por la guerra.

En el 2012, Felipe Calderón lanzó la afronta más letal que ha conocido el México moderno. Una guerra contra el narcotráfico mal trazada y sin triunfos contundentes se ha llevado la vida de más de un cuarto de millón de personas. Badiraguato, como cientos de ciudades del país, sufrió la violencia, extorsión, secuestro, tráfico y amenazas de los grupos criminales. Justo ahí vivió buena parte de su vida el narcotraficante más famoso de México, quien podría pasar toda su vida en una prisión de Estados Unidos,

Anunciando que la guerra contra el narcotráfico se ha terminado, López Obrador acaba de presentar un plan para rescatar a Badiraguato y otras grandes ciudades del norte que han sido golpeadas por la guerra y el crimen (incluido el peligroso triángulo dorado). Ahí mismo se anunció la creación de una universidad enfocada en estudios forestales y al menos una gran carretera que comunique a la ciudad con poblaciones cercanas. Además se anunció una fuerte avanzada de siembra de árboles en la región, lo que generaría 50,000 empleos.

La intención del tabasqueño es atacar el problema del crimen organizado desde sus bases. Los cárteles sumaron a sus filas a miles de jóvenes ante la falta de estudios, empleos y oportunidades. Sumido en una crisis económica y de pobreza, Badiraguato en especial fue golpeada por la guerra, además de la actividad criminal que se intensificó durante los grandes años del cártel de Sinaloa. Por eso se ha apostado por lidiar con el problema dando empleo y educación, antes que atacar con armas al conflicto.

Después de que un jurado anunciara a El Chapo Guzmán como culpable de todos los crímenes de los que se le acusó, el gobierno lanza este plan de acción para rescatar uno de sus territorios más poderosos. En Estados Unidos y ante una corte dura y conservadora, el mexicano enfrentaría toda una vida en prisión sin posibilidad de fianza. La sentencia definitiva se emitirá hasta mitades del 2019 y los yanquis ya analizan que la prisión en donde sea recluido sea completamente segura, para evitar otra de sus famosos escapes: todo apunta a ADX Florence, una prisión federal de máxima seguridad en Colorado, conocida como “el infierno”.

Acompañada de esta universidad y construcción vial en la zona roja de Sinaloa, el presidente promete una campaña nacional trazada por expertos para evitar que más jóvenes se enlisten en grupos criminales y dedican mejorar sus estudios. Para soportar la misión, el gobierno federal está entregando becas de forma apresurada. “Que sirva de enseñanza, que sirva de lección para que se piense que la felicidad verdadera no es el dinero, no es lo material, no es el lujo barato, no es la fama”, dijo.