AMLO acusa a Mickey Mouse por conflicto de interés

- Por

En México es en donde más ha escandalizado la fusión entre dos titánicos de la industria del entretenimiento. Fox y Disney han generado una alianza estratégica en territorio mexicano y para el presidente en turno se trata de un caso que podría incluir cierto conflicto de interés. Con términos legales, The Walt Disney Company y 21st Century Fox han generado una fusión avalada por la comisión federal de competencia (Cofece).

El gran problema es que el interés de estas dos grandes empresas estadounidenses por fusionarse ha sido frenada en Estados Unidos y otras naciones del planeta. El asunto recae en las posibles prácticas monopólicas de las casas de Mickey Mouse y Homero Simpson. Sin embargo, la Cofece no encontró ningún problema y en nuestro país podrán fusionarse sin ninguna traba.

El conflicto de intereses surge cuando el gobierno mexicano revisó el perfil de los favorecidos con el amarre empresarial. Sin dar nombres, López Obrador asegura que un empleado cercano al instituto federal de Telecomunicaciones (Ifetel), está también trabajando para una de estas empresas que se han unido en México. “Hay conflicto de intereses porque un funcionario que estaba en esta institución ahora está contratado para hacer el trámite”, dijo.

Lo cierto es que su administración ha estado bastante pendiente de que este tipo de prácticas se detengan en un país sumido en escándalos de corrupción e impunidad. El tabasqueño asegura que no es muy justo que un mismo trabajador que laboró en el Ifetel esté ahora laborando para una empresa recién beneficiada por la Cofece. Además aseguró que este tipo de alianzas entre titanes del entretenimiento pueden afectar al consumidor final con una subida de precios en sus servicios.

Disney se ha esforzado para comprar a Fox desde hace meses. En Estados Unidos el proceso ha sido lento, complejo y muchas veces agobiante para la firma del ratón que habla. Con la compra de Marvel Studios, Disney se ha embolsado miles de millones de dólares en ganancias, por lo que preocupa al gobierno de su país que la compra de 20th Century Fox pueda generar una práctica monopólica que afecte a sus competidores (cada vez más pequeños).

Dentro del conflicto de interés que menciona López Obrador se encuentra la programación del deporte favorito en México. En caso de que Disney se apodere de Fox, automáticamente quedaría bajo todo su control el futbol de paga en el país. Recordemos que Fox Sports mantiene una fuerte presencia en el territorio mexicano y contiene transmisiones exclusivas de varios equipos de la liga de soccer local nacional. Esto ha provocado que los espectadores tengan que pagar para ver jugar a sus equipos.

En el caso de que Disney se apodere de la cadena estadounidense que incluye a este canal deportivo, los clubes León, Tijuana, Pachuca y Monterrey pasarían a ser transmitidos por empresas derivadas de Disney. Pocos mexicanos imaginaron que el fútbol mexicano estaría lo bastante cerca de los Avengers. Pero todo esto podría elevar aún más las tarifas para que se acceda al gran contenido del ratón.

Para rematar, Disney ya prepara una plataforma en donde transmitirá todo su contenido en streaming. Con esto le competiría directamente a Netflix, la plataforma más consumida en México para contenido de entretenimiento. Si bien la empresa que distribuye Roma, de Alfonso Cuarón, ya le ha quitado millones de usuarios a Televisa y Tv Azteca, la llegada de Disney Plus podría torcer aún más a las televisoras mexicanas.