En América los políticos prefieren Twitter ante todo

- Por

Hace una década era impensable que las grandes noticias políticas al momento se hicieran a través de redes sociales en internet. Los presidentes de varias naciones del mundo han encontrado en sus comunidades digitales el público al que prefieren hablarle de inmediato. Y es en el continente americano en donde líderes como Donald Trump, Jair Bolsonaro, López Obrador o Iván Duque se han abrazo de Twitter como su canal principal de comunicación global.

En Estados Unidos, el hogar de Twitter, el presidente Donald Trump ha renunciado a las redes oficiales (POTUS) para lanzarse de lleno a comentar cualquier pensamiento que le pasa por la cabeza en la red del pájaro azul. ¿Qué tiene esta red social que es la favorita para políticos de todo el planeta? A diferencia de Facebook o Instagram, en Twitter las cosas se escriben y el contenido gráfico queda en segundo término.

Esto ha hecho que Trump se lance de lleno en contra de los migrantes, que Bolsonaro critique sin problemas a la comunidad gay y que López Obrador pueda acusar rápidamente a expresidentes. Por lo tanto el comunicado oficial presentado en papel a los medios de comunicación ha quedado básicamente enterrado gracias a la inmediatez de las redes sociales. Son pocos los mandatarios que recurren a la prensa impresa para dar una reacción instantánea.

El clima político en el Twitter del continente americano hierve en tiempo electorales o de procesos legislativos complicados. Juan Guaidó le debe demasiado a las redes sociales para lograr posicionarse como el segundo presidente de Venezuela. Por ese mismo canal, Nicolás Maduro (también adicto a apariciones televisivas) ha estado dando batalla desde Twitter para defender su nuevo periodo presidencial. Parece ser que será en esta red social en donde se desarrolle el conflicto público venezolano.

Pero no es exclusivo de mandatarios. Gracias a Twitter se han expuesto las protestas sociales en Haití, en donde los jóvenes quieren tumbar a su presidente Jovenel Moïse. También se ha pujado desde esta red social la legalización del aborto en Argentina y la búsqueda de estudiantes desaparecidos en México. En Brasil, los colectivos LGTB han alzado la voz ante el conservadurismo que los persigue y los uruguayos están compartiendo los beneficios de sus legalizaciones recientes.

Y además de presidentes y sociedad, los expresidentes y la oposición política de varias naciones americanas están escribiendo cada día en Twitter. No es difícil ver comentarios certeros del expresidente colombiano Álvaro Uribe o de los exmandatarios mexicanos Felipe Calderón y Vicente Fox. Twitter ha pasado de ser la red de los comentarios a la red de los comunidades de peso en el continente, por lo que los ciudadanos saben que ya no se puede considerar a Twitter una red más para pasar el rato.

Recordemos que las redes sociales generaron la primavera árabe, en donde la ciudadanía se organizó como nunca antes para un cambio en su gobierno. Los venezolanos llevan años retratando la crisis económica de su país con videos instantáneos y los mexicanos han conocido los horrores de la guerra contra el narcotráfico a través de las imágenes compartidas por usuarios en redes sociales. En Estados Unidos, Twitter es el gran canal político para dejar en claro que los medios tradicionales no bastan.