Buscan quitarle el Águila Azteca al yerno de Donald Trump

- Por

Peña Nieto aprovechó el último día de su gobierno para dejar en claro que su atracción por el gobierno de Donald Trump iba en serio. No solo firmó el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos, también aprovechó una de sus últimas apariciones públicas para entregarle al yerno del presidente estadounidense el máximo reconocimiento que puede otorgar México.

El beneficiado fue Jared Kushner y el Águila Azteca se le entregó por supuestamente haber hecho posible el acuerdo T-Mec, algo que Peña Nieto presumió como su última gran aportación al país. La entrega de este reconocimiento que México otorga a extranjeros notables fue criticada por la oposición y la mayoría de la sociedad en general. Y es que Kushner es un conservador que ha impulsado la agenda antimigrantes de su suegro.

Ahora un juez mexicano ha aprobado un amparo que busca retirar este reconocimiento nacional a Kushner. La réplica es que el expresidente priista omitió varios reglamentos para entregar este reconocimiento a un republicano que no tuvo un impacto real como para merecer el premio. Este primer paso abre la posibilidad para invalidar una de las últimas imposiciones de Enrique Peña Nieto. Además, Luis Videgaray promovió la entrega desde un segundo plano.

Donald Trump y su familia han sido grandes promotores de un discurso de odio que asegura México envía a lo peor de sus ciudadanos a entrar ilegalmente por la frontera sur de Estados Unidos. La presea se le ha entregado históricamente a personajes diversos como Walt Disney, Bono, Gabriel García Márquez, Alma Reed, la reina Isabel, entre muchos otros, por lo que no se considera que Kushner sea un personaje de impacto para merecerla.

El amparo lo promovió la asociación Centro Contra la Discriminación. Kushner recibió el premio mexicano y aseguró que continuaría trabajando para lograr grandes acuerdos comerciales entre ambas naciones. Recordemos que Donald Trump entró al poder y rápidamente contrató como asesores a su hija y a su esposo, quien aún mantiene el reconocimiento mexicano.

Peña Nieto defendió por completo la entrega del reconocimiento, asegurando que Kushner creó “un puente de comunicación extraordinaria que contribuyó de forma decidida a que el diálogo entre los dos gobiernos pasara de centrarse en temas que nos confrontaban a otros de suma importancia”. Esta fue quizá la decisión más polémica de su último día como presidente mexicano, ya que dio la idea de que siempre se actuó a favor de los intereses de Estados Unidos por encima de los intereses mexicanos.

La organización responsable del amparo espera sumar apoyos ciudadanos para incrementar la presión y retirar la presea mexicana al yerno del presidente estadounidense. Otra de las grandes críticas es que Kushner nunca ha defendido públicamente a México, por lo que aseguran que la presea fue utilizada como capricho para contentar a la familia Trump. Lo cierto es que una vez entregado el premio es difícil que se retire la presea a cualquiera de los ganadores.

Esta presea nacional ha sido entregada a personajes polémicos como Dilma Rousseff, Fidel Castro e incluso Mario Vargas Llosa, un escritor peruano acostumbrado a defender a gobierno neoliberales en el continente americano. Pero aún así no se explica cómo es que se premie a un empresario antimexicano, con tendencia xenófobas y familias de uno de los presidentes que más repudia al pueblo mexicano.