Trump amenaza a más de 100 especies de animales que viven en la frontera

- Por

La idea de Donald Trump para construir un muro que separe a Estados Unidos de México, no sólo conlleva problemas políticos y sociales, también mataría la vida silvestre en la frontera de más de 100 especies de animales.

Según datos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, dicho muro de más de 3 mil kilómetros de longitud, podría impactar potencialmente a más de 111 especies en peligro de extinción, 108 especies de aves migratorias, cuatro refugios de vida silvestre y criaderos de peces, así como un número todavía indeterminado de humedales protegidos.

Lo cual pone en potencial riesgo, el ecosistema rico, pero muy frágil que comparten ambos países, de acuerdo con la científica Jenni Miller, quien labora para la organización Defenders of Wildlife.

Biodiversidad en la frontera

Entrevistada por la DW, la especialista sostuvo que la frontera de Estados Unidos con México es uno de los focos de biodiversidad más grandes en el mundo, por lo cual los daños serían de gran relevancia.

Miller sostiene que desde 2007, cuando fue interpuesta una esporádica colección de postes y picos a lo largo de la frontera, ya existen daños medioambientales que ocasionaron dichas barreras.

Tomando en cuenta lo anterior, en octubre de 2018, Miller en conjunto con otros 2 mil 700 científicos de 47 países, argumentaron mediante el texto Naturaleza dividida, científicos unidos: El muro fronterizo de Estados Unidos-México amenaza la biodiversidad y la conservación binacional, la gravedad del hecho.

De acuerdo con este grupo de científicos, los planes de Trump serían un golpe mortal para los animales que ya están en peligro de extinción en ambas partes de la frontera entre Estados Unidos y México.

Pues, de acuerdo con datos de la ONG, alrededor de mil 500 especies de plantas y animales, incluyendo algunas de las 60 clasificadas en peligro de extinción o vulnerables, que se encuentran en los cinco corredores de hábitats binacionales a lo largo de la frontera.

¿Qué animales están en peligro?

La especialista indicó que por ejemplo, una barrera de hormigón, evitaría que las ovejas de borrego cimarrón accedieran al agua y los sitios de reproducción entre California y México.

En el caso del lobo gris mexicano y el berrendo de Sonora, ambas especies en peligro de extinción, se dispersarían a través de la frontera.

Otro de los daños, serían en contra de la mariposa monarca, cuya ruta abarca también la frontera; pues el Centro Nacional de Mariposas, un santuario para 200 especies de mariposas en Texas, subraya una disminución del 90% desde 1996.

Asimismo, la construcción de muro no sólo podría en riesgo estas especies, sino también a muchas otras que año con año, se ven afectadas por fenómenos meteorológicos extremos. “Hemos visto la muerte de animales como resultado de las inundaciones”, indicó Miller.

Pese a lo que se pudiera pensar, el riesgo perder a estas especies afectaría gravemente al ecosistema mexicano, pues según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) “todas las especies juegan un papel muy importante en el ecosistema, todas tienen un rol y dependiendo del tipo, será la consecuencia que sufrirá la humanidad”.

Los habitats amenazados

En tanto, el Centro para la Diversidad Biológica en Estados Unidos, precisa que la frontera entre nuestro país y el vecino del norte contiene una de las zonas menos pobladas y con más hábitats naturales importantes que quedan en el continente

La cual hospeda una gran variedad de animales, tales como: el berrendo de Sonora, el murciélago de nariz larga, el búho pigmeo ferruginoso de cactus y el jaguar, cuya caza fue prohibida en 1987, por mencionar a algunos.

Respecto a las áreas naturales protegidas que estarían en riesgo, se encuentran: el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta, el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus, el Parque Nacional Big Bend y el Bosque Nacional Coronado, hogares de especies únicas de esta área.

Entre las especies con mayor amenaza se encuentran los depredadores, quienes tiene un papel clave en la cadena alimenticia de los ecosistemas fronterizos, entre los que destacan el lince mexicano, el lobo gris mexicano y el jaguar, siendo estos últimos los mamíferos más raros de Norteamérica.

Con información de la DW.com, Biologicaldiversity.org, Mongabay.com y Forbes